martes, 11 de marzo de 2014

Vuelve el banquete de terror psicológico en 'Hannibal'


El actor danés Mads Mikkelsen habla de su reencuentro con el macabro y complejo personaje.

Mads Mikkelsen es el actor danés de mayor proyección internacional y un ‘todoterreno’ en su carrera.

Fue un guerrero sanguinario con fuertes tribulaciones filosóficas en la película Valhalla’s Rising; un joven inmerso en el mundo del tráfico de drogas en Pusher y un profesor que sufre una acusación de acoso infantil en el filme La cacería.

Pero ahora mira a la cámara de televisión mientras se deleita con un plato de carne humana en la segunda temporada de la serie Hannibal.

Esta producción se basa en el psiquiatra, caníbal y asesino en serie Hannibal Lecter, el personaje principal de la famosa saga cinematográfica, que comenzó con El silencio de los inocentes. Y expone de nuevo las tensiones del macabro protagonista y el investigador Will Graham, que puede visualizar en su mente asesinatos que han sido cometidos. El nuevo ciclo de la serie se estrena este lunes a las 11 p. m. por el canal de TV paga AXN.

Ahora Lecter reaparece mientras Graham está luchando por demostrar su cordura y su inocencia al ser acusado de varios asesinatos.

Mads Mikkelsen habló con EL TIEMPO de su reencuentro con el macabro y complejo personaje.
Con una nueva temporada de ‘Hannibal’, ¿cuál es su reflexión acerca de trabajar en una serie tan fuerte en su aspecto visual y psicológico?

Fuera de ser una experiencia interesante por la temática que trata, estar en una serie de TV es un trabajo muy desgastante. Es un proceso que nunca termina del todo. Uno recibe libretos todo el tiempo para luego ejecutarlos de una forma precisa y rápida, aunque lo bueno es que se puede explorar al personaje que uno interpreta mucho más a fondo, y en ese punto es cuando más disfruto el trabajo en Hannibal.

¿Qué puede adelantar de la nueva temporada de la serie?

Ahora Will Graham es quien tiene que hacer una serie de juegos mentales conmigo para salir del encierro en que está, y no va a ser nada fácil enfrentarme. Puedo asegurar que va a ser una temporada explosiva y con mucho drama e intrigas.

¿Entonces todo se va a complicar para Lecter?

No puedo dar detalles que vayan a dañar la historia para los televidentes, pero es claro que todo va a ser más elaborado y, de hecho, más demente. El FBI se va a centrar en Will Graham, mientras yo tomo su identidad y su trabajo –por decirlo de alguna manera–, por lo que van a estar al tanto de lo que hago y con quién me relaciono, pero todos van a caer en mis trampas.

¿Y qué va a pasar con su excéntrico gusto gastronómico?

Va a seguir como siempre. La comida siempre será un elemento importante en la trama. Recuerdo que rodamos escenas en las que nos servían sashimi que se hacía pasar por pedazos de piel, y eran tan suculentas que a veces teníamos que repetirlas porque la tentación era muy grande (bromea).
¿Siente que hay alguna similitud con el Hannibal que interpretó Anthony Hopkins en el cine?
Espero que no, salvo en que es una mente brillante para el mal.

¿Por qué es un personaje tan fascinante para la audiencia?

Porque ve belleza en lo que hace como si fuera un arte. Y de la misma forma como la gente busca a Dios para encontrar el bien, necesitamos ver la otra cara de la moneda con el diablo para ver cómo es el mal. Es algo natural querer ver ambos lados de un espectro.

Hay nuevos personajes esta temporada, como Mason Verger, un personaje del libro y de la versión en cine de ‘Hannibal’...

Sí. Es un personaje que se va a encontrar con lo más oscuro de Lecter, tal como se puede ver en el libro. Verger enfrentará un peligro potencial, pues está bajo terapia con Lecter, y esa no es la mejor situación para nadie.