miércoles, 13 de diciembre de 2017

Fotogramas:"Star Wars:Los últimos Jedi":¿Quién es Rose Tico?


Todo lo que Kelly Marie Tran (San Diego, California, 1989) dice de su personaje en 'Los últimos Jedi', Rose Tico, una encargada de mantenimiento en los cuarteles de la Resistencia que se ve forzada a acompañar a Finn (John Boyega) en una misión peligrosísima, podría resonar cuando se analiza su propia situación personal. De actriz desconocida, fogueada en teatros de improvisación y con papeles episódicos en series pequeñas, ha pasado en cuestión de meses a ver su cara en los carteles de la película más esperada del año e incluso a tener una figura de acción propia. “Es una don nadie, una persona completamente normal en un universo en el que nadie parece serlo”, contó a Fotogramas en julio en Los Ángeles. “Más incluso que Rey y Finn, no está preparada para algo así pero las circunstancias le empujan a tener un papel importante. Quizá por eso creo que la gente se identificará mucho con ella”.

A nivel personal, ¿para qué aspecto de lo que supone Star Wars no estabas preparada?
Un montón de cosas. Quizá que Laura Dern y Benicio del Toro sepan ahora cómo me llamo es una de ellas. Es una experiencia extrañísima, la fantasía y la realidad se han fundido en mi cabeza. ¿Cómo podía imaginarme hace dos años que John [Boyega] y Daisy [Ridley] serían hoy mis amigos?

¿Qué cargo tendría Rose en la Resistencia?
Su puesto no tendría ni nombre, es una pringada. Hace el trabajo sucio que nadie quiere: limpiar tuberías, arreglar máquinas grasientas… No está en primera línea ni nadie espera de ella que entre en combate.

Tu personaje, Rose, se queda deslumbrada al conocer a su héroe, Finn. ¿Te ha pasado algo similar con un famoso en la vida real?

Sí, con el resto de actores de 'Los últimos Jedi'. Hay veces que estoy tomando algo con ellos, de repente recuerdo el talento que tienen y me vuelve a suceder. Es lo mejor de esta experiencia, pasar tiempo con gente que lleva mucho tiempo en esta industria y que tiene mucho que contarme. Pasé mucho tiempo con Mark y también con Carrie y fue fascinante. No sólo porque son auténticas leyendas, sino también porque lejos de las cámaras los dos han hecho algo que me parece muy valiente: ser ellos mismos ante millones de personas. Esa es una de las grandes lecciones que me llevo de esta experiencia.

¿Qué pósters tenías en tu cuarto cuando eras una niña?

Déjame que piense: había de Britney Spears, N’Sync, 'Salvados por la campana', Jonathan Taylor Thomas [el hijo de Tim Allen en la serie 'Un chapuzas en casa']… También tenía muchas cosas de 'Harry Potter'. ¿Se nota que soy una hija de los 90?

¿Recuerdas la primera vez que viste Star Wars?
¡Por supuesto! Nos la puso un profesor en clase de Historia. ¡Era pertinente! ¡En serio! Tenía ya 15 años, por lo que tuve una infancia sin Star Wars. Me enganché inmediatamente y cuando salí de allí me metí en todos los foros posibles de internet y devoré todo lo que encontré sobre este universo.

¿Había algo propio de una fan que necesitases hacer al llegar al plató de Star Wars?
Puedo hacerte una lista: chocar las cinco a un stormtrooper, coger el sable láser de Luke, entrar en el Halcón Milenario… Iba al rodaje incluso los días que no estaba convocada, quería pasar allí el mayor tiempo posible. “¿No tienes otra cosa mejor que hacer?”, me preguntaban. Y la verdad es que no se me ocurría nada. Ahora con las redes sociales e internet todo el mundo parece encontrar siempre otro sitio en el que le gustaría estar; durante los seis o siete meses que pasé en Inglaterra rodando Los últimos Jedi nunca experimenté esa sensación.

¿Cómo fueron las pruebas para conseguir el papel?
Duraron más o menos unos cinco meses. Se suponía que no debíamos saber para qué película era pero cuando leí “proyecto sin título de Rian Johnson” no tuve más que buscarlo en Google para descubrir que era la nueva película de Star Wars. Me puse súper nerviosa, porque además el personaje me encantaba y sentía una conexión muy fuerte con Rose. El día que me dijeron que había venido John Boyega para que hiciéramos juntos una escena tuve que contenerme, concentrarme en el momento y no pensar en nada más.

¿Por qué crees que te escogieron?
No tengo ni idea. Era un casting abierto, con actrices muy diferentes entre sí, de todas las razas y aspectos que te puedes imaginar. Cuando llegué me encontré allí con algunas compañeras con las que normalmente no competiría por un mismo personaje.

¿Cómo reaccionaste cuando te dijeron que eras la elegida?
Es curioso, te pasas toda la vida imaginando momentos así, pensando que habrá confeti y helado, que estallarás de alegría… Cuando Rian Johnson me dijo que el papel era mío me quedé un minuto callada. “¿Porque lo quieres, no?”, tuvo que preguntarme. Estaba en shock, no me salían las palabras. Fue algo que me duró un par de días. A mis padres les pasó algo parecido. Todavía estamos asimilándolo.

¿Es cierto que se lo ocultaste durante toda la fase de casting?
Sí, cuando me enviaron a Londres lo primero que me dijeron es que no podía contárselo a nadie. “¿Tienes novio?”, me preguntaron y les contesté que no. “Mejor, porque él tampoco podría saberlo”. Estaba tan asustada de meter la pata que me inventé una historia que fui contando a todo el mundo; me habían cogido para una película independiente, tenía que pasar unos meses en Canadá y me iba ya. Durante cuatro meses mis amigos me escribían para preguntarme qué tal por allí mientras estaba en Inglaterra y yo les enviaba fotos de paisajes canadienses que encontraba en Google.

Rose tiene también una hermana, Paige (Veronica NG), una característica que hasta ahora se había reservado a los Skywalker. ¿No te hace sentir especial?
Es una de las cosas que más ganas tengo de que se vean, la relación entre Rose y Page, que es una parte activa de la Resistencia, una figura importante sobre el campo de batalla.

Además del hecho de que tú también tienes una hermana, Rose y tú compartís experiencias familiares parecidas.
Bastante. Mis padres se fueron de Vietnam escapando de una guerra cuando tenían 20 años y llegaron a EE UU buscando refugio, algo similar a lo que le ha tocado vivir a Rose. Mi hermana y yo nacimos en California pero hemos tenido siempre muy presente nuestro origen y lo que ellos hicieron por nosotras. Llegaron aquí prácticamente sin nada y no hablaban inglés. Trabajaron muy duro para que tuviéramos una vida mejor que la de ellos. No puede estarles más agradecida. Aunque en mi familia nadie se había dedicado a este mundo de la interpretación, yo siempre supe que era lo que quería hacer y me busqué la manera de conseguirlo por mi cuenta.

¿Cómo conseguiste hacer realidad tu sueño de ser actriz?
En el instituto me apunté a un grupo de teatro musical. Después, cuando me matriculé en la universidad, llamé a las puertas de todos los agentes que encontré. De hecho, el otro día estaba en casa de mis padres y encontré las cartas en las que solían rechazarme allí guardadas. Tardé casi tres años en que alguien apostase por mí. Durante esa época hice los trabajos más absurdos que puedas imaginarte para salir adelante… Fui niñera, chica de la limpieza en un estudio de yoga, guía gastroturística, recepcionista en una clínica dental, secretaria en un estudio fotográfico, repartía publicidad en la calle, de becaria en una escuela de improvisación para actores…

He leído que encuentras similitudes entre las crisis de los refugiados actuales y cosas que muestran estas películas. ¿Hay espacio para el comentario social en una franquicia millonaria como 'Star Wars'?
Por supuesto. Y además debe haberlo. Por ejemplo, Rey es una persona a la que se ha desposeído de todo y que está luchando contra un sistema desigual e injusto, y que a su vez se ve amenazado por una fuerza maligna que quiere impedir que se establezca una sociedad mejor.

¿Estás pensando en algún líder con el que comparar a Snoke o Kylo Ren?
La Primera Orden estaba muy inspirada por Hitler, pero creo que hay un montón de personas ahora que todos conocemos y con las que podríamos encontrar parecidos razonables. No hace falta que los nombre, tú me entiendes, ¿verdad?