lunes, 12 de noviembre de 2018

'Orange is the New Black' podría tener una secuela tras su final


El momento para despedirse de Orange is the New Black se acerca. La séptima temporada será la última de Piper Chapman (Taylor Schilling) tal y como lo conocemos, pero quizá no sea el final a las historias de las presas de Litchfield Penitentiary.

Tal y como informa THR este viernes, Lionsgate TV, el estudio que produce la serie, estaría pensando en el futuro de OITNB después de su final con una secuela. Confirman que la séptima entrega será la última, pero abren la puerta a un futuro post-morten: "Estamos en discusiones sobre cuándo es el momento correcto, hablaremos más con el creador de la serie, Jenji Kohan, sobre las posibilidades de una secuela".

Además, desde dicho medio aseguran que las conversaciones sobre una continuación a la historia de las presas lleva varios meses produciéndose, no es algo nuevo aunque ahora podría hacerse realidad quizá de la mano de Netflix o no, y es que ahora la plataforma tiene la licencia de la serie aunque no los derechos de la misma. Eso sí, todo apunta a que esa secuela, en caso de confirmarse, se produciría después del final de la serie.