martes, 12 de marzo de 2019

Star Wars aterrizará en los parques Disney antes de lo previsto


 Pilotar el Halcón Milenario, probar comida galáctica, unirse a la Resistencia o a la Primera Orden: Disney ya ha dado a conocer la apertura de una gigantesca atracción de La guerra de las galaxias en sus parques (de momento, en Estados Unidos).

La primera fase de Star Wars: Galaxy’s Edge, una inmersión en el universo galáctico de George Lucas, abrirá al público el 31 de mayo en Disneyland en California y el 29 de agosto en Disney World (Orlando, Florida) .

En la primera de las dos etapas los visitantes "serán transportados al remoto planeta de Batuu", donde podrán probar comidas y bebidas galácticas, como la leche azul, y viajar en la más famosa nave de toda la galaxia.

Por el camino, encontrarán caras familiares como la de Rey, Finn, BB-8 y Chewie.

Este mismo 2019, Disney tiene previsto abrir el resto de esta área de 5,6 hectáreas dedicada al clásico de ciencia ficción. Esta segunda estapa -Star Wars: Rise of the Resistance-, "los usuarios quedarán en el medio de una batalla culminante entre el Primer Orden y la Resistencia que desdibujará las líneas entre la fantasía y la realidad", indicó la compañía en un comunicado.


La nueva 'joya' de la corona


El proyecto es también uno de los sueños de Bob Iger, el consejero delegado de Disney que ya controlaba la compañía cuando compraron los derechos de la saga Lucas, en el 2012, por 4.000 en millones de dólares. Desde entonces, Iger sueña con hacer de Star Wars la joya de los parques de Mickey Mouse.

Los visitantes desembarcarán en una zona de casi seis hectáreas que tendrá dos de las atracciones más avanzadas de los parques Disney: el Halcón Milenario: Smugglers Run, que permitirá volar en la icónica nave espacial. En el blog de la compañía también se detalla que la otra atracción será Star Wars: Rise of The Resistance, que transportará de lleno a los fans a una batalla espacial entre los ejércitos de la Resistencia y la Primera Orden. Además, los asistentes podrán bajarse una app (Play Disney Parks) para el móvil mediante la cual podrán jurar lealtad a uno de los dos bandos.

Por su puesto, la nueva zona temática contará con multitud de tiendas y restaurantes, como la cantina donde, por primera vez en la historia de un parque Disney, se servirán cócteles alcohólicos, o la leche azul, como la que bebe Luke Skywalker en Star Wars: Episodio VIII. Los últimos Jedi (2017).

En las tiendas se podrán adquirir espadas lásares (por unos 150 dólares) y los restaurantes tendrán un menú Star Wars, con palomitas espaciales o Tip-Yip endoriano frito (o pollo frito).

El personal del parque también vestirá como en las famosas películas de la saga y se usarán personajes animotrónicos para guiar a la gente por las diferentes zonas.