miércoles, 6 de abril de 2022

El 'spin-off' de 'Juego de Tronos' con el que HBO tiró 30 millones de dólares a la basura


 El próximo verano, tres años después de despedirnos para siempre de Jon, Daenerys y compañía en Juego de Tronos, los espectadores tendremos la oportunidad de regresar a Poniente de la mano de La Casa del Dragón, el primer 'spin-off' de la inolvidable adaptación de la aún inacabada saga literaria de George R.R. Martin Canción de hielo y fuego.

Desarrollada por Ryan Condal y Miguel Sapochnik como 'showrunners' y con un elenco encabezado por Matt Smith, Emma D'Arcy, Olivia Cooke y Paddy Considine, entre otros, la ficción se ambienta 200 años antes de los eventos narrados en Juego de Tronos y está centrada en la casa Targaryen, que reinó durante siglos en Poniente y vivió años de gran esplendor.

La esperada serie, de la que ya hemos podido ver algunas imágenes y un prometedor 'teaser', se estrenará en HBO Max el próximo 22 de agosto de 2022 y coincidirá en emisión durante algunas semanas con el otro estreno más importante del año: El Señor de los Anillos: Los anillos de poder de Prime Video. Sin embargo, HBO tiene confianza absoluta en su serie. George R.R. Martin ha dado su beneplácito y Casey Bloys, directivo de la cadena, aseguraba recientemente estar encantado con el resultado y confirmaba su intención de buscar la mejor fecha de estreno para el que será su título estrella.

Muchas esperanzas y expectativas están depositadas sobre La Casa del Dragón, que será el primer 'spin-off' de los varios estudiados en ser una realidad, pero no el primero en intentar dar el relevo a la que sin duda fue una de las series que hizo historia en la pequeña pantalla. Antes de la ficción sobre los Targaryen, HBO apostó fuerte por un 'spin-off' precuela protagonizado por Naomi Watts e incluso llegó a rodar un episodio piloto. Sin embargo, aunque parecía que todo marchaba según lo previsto, el proyecto fue cancelado sin vuelta atrás en diciembre de 2019, unos meses después del final de la serie original.

En aquel momento no se revelaron muchos más detalles, pero el libro de James Andrew Miller 'Tinderbox: HBO's Ruthless Pursuit of New Frontiers' publicado un tiempo después albergaba una entrevista con Bob Greenblatt, expresidente de WarnerMedia, en la que se revelaba cómo y por qué se habían echado atrás tras la producción de este primer episodios.

Se había gastado más de 30 millones dólares en un piloto precuela de 'Juego de Tronos' cuando llegué. Y cuando, unos meses después de mi llegada, pude ver un corte, le dije a Casey Bloys [Director de contenido de HBO]: 'Simplemente no funciona y no creo que cumpla con la premisa de la serie original'

"El no estuvo en desacuerdo, lo que en realidad fue un alivio", continuaba explicando Greenblatt. "Así que, desafortunadamente, decidimos dejarlo. Había una enorme presión para hacerlo bien y no creo que hubiera funcionado". 

Sin embargo y a pesar del dinero invertido, su experiencia previa con este primer 'spin-off' provocó que La Casa del Dragón tuviera la oportunidad de cobrar vida sin la necesidad de pasar por la fase del episodio piloto:

Fui yo mismo quien alentó a Casey [Bloys] a dar luz verde a la serie. Le dije: 'No arriesguemos 30 millones de dólares en un piloto"

El 'spin-off' protagonizado por Naomi Watts no llegó a tener título, pero sí una primera descripción: "Solo una cosa es segura: desde los horribles secretos de la historia de Poniente hasta el verdadero origen de los Caminantes Blancos, pasando por los misterios de Oriente y las leyendas de los Stark... No son las historias que creemos conocer".

Ambientado miles de años antes de los eventos que vimos en Juego de Tronos, la historia nos conduciría a una época oscura, en la que existían los Primeros Hombres y directamentre relacionada con los Caminantes Blancos, que nos permitiría obtener un montón de respuestas. Además de Watts, el reparto estaba formado por Naomi Ackie (Star Wars: El ascenso de Skywalker) y Denise Gough (El niño que pudo ser rey).

Además del proyecto cancelado y de La Casa del Dragón, varios 'spin-off' de Juego de Tronos están sobre la mesa. De momento son ideas que se están desarrollando y sobre los que aún han de tomarse decisiones que podrían terminar o no en luz verde por parte de la cadena, que sin duda alguna quiere seguir explotando el rico universo creado por Martin.