lunes, 3 de enero de 2022

"El juego del Calamar": el creador habla con Netflix sobre la temporada 3 antes de rodar la 2


 Por suerte para todos, el sector del streaming comienza a asimilar a algunos de esos artistas surcoreanos que llevan dos décadas reclamando su hueco en la gran pantalla. Prueba de ello es el imparable éxito de ‘El juego del calamar’ (Hwang Dong-hyuk, 2021), que se coló entre las listas de las series más vistas de la plataforma el fin de semana de su estreno y ahora, con más de 100 millones de espectadores, ya es la serie más vista de la historia de Netflix.

“Estoy en conversaciones con Netflix sobre la segunda y tercera temporada”, ha comentado el creador del fenómeno, Hwang Dong-hyuk, en unas declaraciones publicadas en The Korea Times (via Deadline). “Llegaremos a un acuerdo en cualquier momento”.

Tan intrigante como ‘Cube’ (Vincenzo Natali, 1997) y tan feroz como ‘Battle Royale’ (Kinji Fukasaku, 2000), su colorido acabado y divertidas trampas mortales ha enganchado a un público que se quedó con ganas de más tras el estreno de ‘Escape Room 2: Mueres por salir’ (Adam Robitel, 2021) y no quisieron repetir este Halloween el disfraz de ‘La casa de papel’ (Álex Pina, 2017) pero sabían que era una pena tirar un mono rojo tras un solo uso.

El imparable ascenso de los oscuros thrillers de los 2000 fue solo el comienzo de la explosión cultural de Corea del Sur fuera de sus fronteras. Con PSY y su ‘Gangnam Style’ como puerta de entrada para su verdadero troyano musical (larga vida al K-pop), los cuatro Premios Oscar logrados por la brillante ‘Parásitos’ (2019) ratificaron el excelso trabajo que Bong Joon-ho, Park Chan-wook, Kim Jee-woon y Na Hong-jin llevaban años haciendo.

"Ha habido mucha presión, mucha demanda y mucho amor por una segunda temporada. Casi siento que no nos dejáis otra opción", confesaba el creador de la serie hace apenas un mes. "Pero diré que de hecho habrá una segunda temporada. Está en mi cabeza ahora mismo. Actualmente estoy en el proceso de planificación. Pero creo que es demasiado pronto para decir cuándo y cómo sucederá. Así que les prometo esto".

"Quería escribir una historia que fuera una alegoría o una fábula sobre la sociedad capitalista moderna, algo que representara una competencia extrema, algo así como la competencia extrema de la vida", sentenció en plena explosión de 'El juego del calamar'. "Pero quería que usara el tipo de personajes que todos hemos conocido en la vida real. Como juego de supervivencia, es entretenimiento y drama humano. Los juegos representados son extremadamente simples y fáciles de entender. Eso permite a los espectadores concentrarse en los personajes, en lugar de distraerse tratando de interpretar las reglas".