martes, 16 de julio de 2013

Muere Cory Monteith de 'Glee' a los 31 años



El actor de 'Glee' Cory Monteith, que interpretaba a Finn Hudson desde el comienzo de la serie, ha sido hallado muerto en la tarde del sábado en su habitación de hotel en Vancouver, Canadá. Tenía 31 años.El cuerpo sin vida del actor fue descubierto por empleados del hotel Fairmont Pacific Rim al acceder a su habitación tras comprobar que el actor no había abandonado la habitación a su hora de salida.La policía, que por ahora no conoce las causas de la muerte, ha desvelado que el actor estuvo en su habitación en la tarde-noche del viernes con unos amigos. Luego, abandonaron el hotel hacia la ciudad y Monteith regresó en la mañana del sábado solo.

Entró en rehabilitación en abril.

Monteith, que seguía formando parte del elenco de la serie, ingresó en rehabilitación el pasado mes de abril por segunda vez para tratar su "abuso de sustancias". Este lunes se le practicará una autopsia para aclarar las causas de su muerte.Mantenía una relación sentimental con su compañera de reparto, la actriz Lea Michele, Rachel Berry en 'Glee'.

"Confirmamos con enorme tristeza que las noticias sobre la muerte de Corty Monteith son ciertas. Estamos en shock y luto por esta trágica pérdida", ha confirmado su representante.
Una vida marcada por los problemas

Cory Allan Michael Monteith nace el 11 de mayo de 1982 en Calgary, Canadá. A los siete años, sus padres se divorcian y su familia se desestructura, perjudicando a Monteith: hasta los 16 años asiste a 16 colegios e institutos distintos, sufre problemas de drogas, alcohol e incluso pequeños hurtos. A los 19 años, forzado por su madre y un grupo de amigos, ingresa por primera vez en una clínica de rehabilitación.Su carrera como actor comienza tras superar esa etapa. Empieza con pequeños papeles en series y películas rodadas en Canadá, como 'Kyle XY', 'Sobrenatural' o 'Smallville'. En 2009 llega el papel de su vida cuando consigue un rol protagonista en la serie 'Glee', que pronto se convierte en un fenómeno adolescente a nivel mundial. Su relación dentro y fuera de la pantalla con la actriz Lea Michele le convierte en uno de los rostros más deseado por las jóvenes y los paparazzi.Aprovecha su popularidad en 'Glee' para conseguir papeles más importantes en películas. En 2011 estrena "Monte Carlo" con Selena Gomez y la canadiense "Sisters & Brothers". Para 2013 tenía cerrada su participación en otras dos películas.La noticia de su inesperada muerte ha consternado a la profesión así como a sus compañeros de reparto.