viernes, 13 de diciembre de 2013

10 pros y contras de JJ Abrams como director de 'Star Wars 7'.


Desde su espíritu 100% geek, amante de la saga hasta su pasado trekkie. Elementos que beneficiarán y perjudicarán el balance de la fuerza.

Cuando se anunció que Walt Disney haría una nueva trilogía de Star Wars, una de las primeras dudas de los aficionados fue quién sería el director elegido para semejante labor. Entre los candidatos figuraron Steven Spielberg, Brad Bird, Jon Favreau y Matthew Vaughn, pero al final el gran elegido fue J.J. Abrams, realizador de cintas como Star Treky Súper 8.

Como era de esperarse, la decisión provocó una gran polémica entre el público y crítica: pues algunos lo consideraron la mejor opción para continuar explorando la galaxia lejana creada por George Lucas y otros piensan que podría rematar la franquicia tras las criticadas precuelas.

Lo cierto es que la decisión ha sido tomada y J.J. Abrams es el director de Star Wars Episode 7, por lo que a continuación les presentamos una lista con los pros y contras de esta decisión.

PRO: Es un geek consumado

Star Wars es una de las franquicias más aclamadas de la historia, la cual ha servido como inspiración a algunos de los cineastas más importantes de los últimos años. Tal es el caso de J.J. Abrams, quien en numerosas ocasiones ha manifestado su amor por la saga galáctica creada por George Lucas.

¿Cómo podría beneficiar a Star Wars? Aunque Star Wars se mantiene como una de las sagas más queridas entre el público, numerosos amantes de la Fuerza han manifestado su descontento por la devaluación sufrida por la saga tras las precuelas. Ante el anuncio de una nueva trilogía, varios aficionados se manifestaron temerosos de que las nuevas entregas resulten en la estocada final a la franquicia.

Debido a ello, se aprecia enormemente que un aficionado como J.J. fuera seleccionado para dirigir Star Wars, pues seguramente él mismo comprende la gran responsabilidad que tiene en sus manos, lo que seguramente lo llevará a realizar su mejor esfuerzo por ofrecer una digna continuación a la galaxia lejana.

CONTRA: Huecos en la historia

J.J. Abrams se ha especializado en la creación, producción y dirección de cintas fantásticas que suelen estar rodeadas de misterio, los cuales suelen resolverse conforme se desarrolla la historia. Sin embargo, en incontables ocasiones J.J. Abrams ha preferido dejar incógnitas abiertas que nunca tendrán respuesta. Un considerable sector no quedó conforme con el final de Lost, Cloverfield y Super 8.¿Cómo podría perjudicar a Star Wars?

Con una galaxia en plena reconstrucción tras el gobierno del Imperio Galáctico, la nueva trilogía de Star Wars tiene todos los elementos necesarios para crear una historia plagada de intrigas y misterios, con personajes que buscan restablecer el orden y otros que pretenden conquistar el poder. Sin embargo, cruzamos los dedos para que todas las nuevas incógnitas abiertas por J.J. Abrams tengan una respuesta lógica y concreta, pues las trilogías anteriores dejaron suficientes preguntas que siguen causando polémica entre los aficionados: desde los midiclorianos hasta la batalla entre Luke y Vader en la cueva de Dagobah.

PRO: Monstruos y criaturas realistas

Cloverfield, Star Trek y Super 8 son pruebas de que J.J. Abrams sabe crear monstruos realistas y darles el peso exacto en la historia para ser recordados sin que éstos roben pantalla. Por si esto no fuera suficiente, el realizador también sabe cuándo presentarlos en pantalla y cuándo mantenerlos ocultos como un elemento invisible que aumenta el suspenso de la historia.

¿Cómo podría beneficiar a Star Wars? La experiencia de J.J. Abrams en criaturas podría ayudar a crear personajes no-humanos sumamente originales –necesitamos nuevas especies además de Jawas, Tusken Raiders y Wookies– y de paso, también podría contribuir en la creación de monstruos sumamente peligrosos que habiten y ataquen en diversos puntos de la galaxia lejana.

De este modo, J.J. podría aumentar considerablemente la mitología warsie con criaturas que seguramente lograrían estremecernos como hicieran la Dianoga, el Rancor, el Sarlacc. ¿O acaso alguien se conforma con los Shaak de Naboo?

CONTRA: Negativa inicial

Antes de ser confirmado como el director Star Wars: Episode 7, J.J. Abrams fue uno de los primeros en rechazar, argumentando que como aficionado "nunca le gustaría estar involucrado en la próxima versión de esas cosas".

¿Cómo podría perjudicar a Star Wars? Podemos entender que J.J. Abrams tuviera dudas e incluso algo de temor antes de aceptar un proyecto como Star Wars, el cual ha marcado a millones de aficionados alrededor del mundo y es considerada una de las grandes obras cinematográficas de todos los tiempos. Sin embargo la negativa inicial del realizador fue tajante, lo que nos hace pensar que:

1) Se siente incapaz de hacer justicia a la saga.2) No cree en el proyecto y piensa que idea de realizar una nueva trilogía es absurda.

La primera opción es riesgosa porque J.J. podría olvidarse de su originalidad y moverse con miedo en una franquicia que necesita arriesgar. La segunda opción es aún peor, pues si el propio director no confía en su proyecto, ¿entonces quién lo hará? Al final, la historia del cine está plagada de fracasos que comenzaron porque sus propios realizadores no creían en sus cintas. Esperemos que no sea el futuro de Star Wars.

PRO: La aprobación de Steven Spielberg

La amistad y las colaboraciones entre George Lucas y Steven Spielberg hicieron que éste último fuera la primera opción para dirigir una nueva entrega de Star Wars bajo el mando de Walt Disney Pictures. Sin embargo, el experimentado cineasta declinó argumentando que Star Wars no es su género.

¿Cómo podría beneficiar a Star Wars? J.J. Abrams trabajó de cerca con Steven Spielberg para la realización de Super 8, filme fantástico que realiza un digno homenaje a las producciones ochentenas del experimentado cineasta. Además de haber realizado un digno homenaje, Abrams fue sumamente cuidadoso en emular la técnica y la narrativa de Spielberg para crear elfeeling adecuado en el público.Consciente de ello, no nos sorprende que Steven Spielberg decidiera señalar a J.J. Abrams como el candidato perfecto para dirigir la nueva Star Wars, al considerarlo un cineasta atrevido en la creación de nuevas historias, pero respetuoso con los viejos legados.

CONTRA: Lens flare

Mientras algunos directores se han caracterizado por incluir a sus actores favoritos en todos sus proyectos, realizar cameos de ellos mismo o utilizar elementos cinematográficos constantes en su filmografía, J.J. Abrams se ha hecho famoso por la polémica y muy reiterada utilización del lens flare en cada uno de sus proyectos, situación que ha provocado la molestia y las burlas de los aficionados.

¿Cómo podría perjudicar a Star Wars? Durante la promoción de Star Trek, el propio J.J. Abrams admitió que su exceso de lens flare es ridículo, pero también confesó que "quería un sistema visual que se sintiera único. Amo la idea de que el futuro sea tan brillante que no pueda ser contenido en el cuadro". Sin embargo, el realizador continuó abusando del lens flare en Super 8, lo que nos hace pensar que Star Wars sufrirá un destino similar ante el exceso de superficies metálicas, armas, armaduras y muy especialmente los sables de luz.

De ser así, Star Wars corre el enorme riesgo de parecer –al menos en lo visual–, una copia del brillante universo futurista de Star Trek.

PRO: Experiencia en franquicias

Aunque en su momento fueron grandes franquicias, tanto Star Trek como Misión: Imposible cayeron en baches creativos que las convirtieron en sagas gastadas. Todo cambió con la llegada de J.J. Abrams: Misión: Imposible III se convirtió en una de las películas más taquilleras del 2006 y nos hizo olvidar la infame M:I-2, mientras que Star Trek se convirtió en una de las cintas más taquilleras del 2009 y conquistó a una nueva generación de aficionados.

¿Cómo podría beneficiar a Star Wars? Aunque Star Wars sigue gozando de una gran popularidad, lo cierto es que las precuelas afectaron considerablemente la mitología alrededor de la saga galáctica, siendo Anakin Skywalker / Darth Vader –el personaje central de la historia–uno de los más afectados.

Debido a ello, se aprecia que Walt Disney Pictures se enfocara en buscar un director que tiene la capacidad de explorar y ampliar universos previamente existentes, con ideas e historias que pretenden dar continuidad a las que conocíamos anteriormente.

CONTRA: Star Trek

Aunque J.J. Abrams ha participado en una infinidad de proyectos, una de sus aportaciones más importantes y celebradas fue la dirección de Star Trek, otra franquicia espacial de gran jerarquía que logró un gran éxito en manos del realizador. Sin embargo, a través de los años los amantes de Star Wars y Star Trek –también conocidos como trekkies y warsies– han discutido hasta el cansancio sobre qué franquicia es mejor y por ello, algunos aficionados de la galaxia lejana podrían considerar imperdonable que quien fuera director de Star Trek ahora tome las riendas de Star Wars.

¿Cómo podría perjudicar a Star Wars? A excepción de algunos problemas de agenda para, el hecho de que J.J. Abrams haya dirigido Star Trek no debería afectar en nada con la dirección de Star Wars. A pesar de ello, no debemos descartar las posibilidades de que algunos aficionados se sientan traicionados por esta elección y decidan quedarse únicamente con las trilogías existentes, descartando inmediatamente la validez del trabajo de Abrams.

Aunque esto podría parecer risible par aúna franquicia del poderío de Star Wars, debemos recordar que ha logrado mantenerse vigente gracias al cariño y la pasión de sus aficionados, por lo que su sentir podría resultar determinante para el futuro de la saga.

PRO: Imaginación y creatividad

Además de su buen trabajo como director en franquicias previamente existentes, J.J. Abrams ha estado involucrado como productor, director y creativo en numerosos proyectos de cine y televisión, los cuales no sólo han destacado por su originalidad, sino por lograr adentrar al público en sus respectivos universos fantásticos desde sus promocionales. Como ejemplos sólo debemos recordar Cloverfield, Lost y la más reciente Super 8.

¿Cómo podría beneficiar a Star Wars? Con más de 30 años de existencia, 6 películas, varias series animadas e infinidad de libros y comics, resulta difícil imaginar una historia en el universo Star Wars que no haya sido explorada. Debido a ello, una mente creativa como la de J.J. Abrams resulta perfecta para que una franquicia que ha sido manipulada hasta el cansancio encuentre de nueva cuenta la originalidad que le caracterizó en sus inicios y regrese a las viejas glorias de antaño.

Tal vez amantes de algunas historias del Universo Expandido podrían estar renuentes a esto, pero lo cierto es que Star Wars necesita un tratamiento urgente para reconquistar al público que decepcionó tras las innecesarias precuelas.

CONTRA: El futuro de la saga

Aunque nadie discute que Star Wars es una de las sagas más importantes del cine, uno de sus mayores problemas es su irregularidad, provocada en parte por el exceso de directores que han trabajado en ella. Aunque es temprano para hablar de los Episodios 8y 9, esperamos que Walt Disney y J.J. Abrams decidan comprometerse para –siempre que sea lo mejor para la saga– continuar trabajando juntos hacia una nueva trilogía deStar Wars.

¿Cómo podría perjudicar a Star Wars? J.J. Abrams era una de las opciones naturales para dirigir Star Wars, pero lo cierto es que otra de sus grandes ventajas es que, a diferencia de otros realizadores, estaba disponible para tomar las riendas del proyecto. Aunque ignoramos si Walt Disney planea mantenerlo al frente de toda la trilogía, el estudio del ratón ha hecho lo posible por mantener la continuidad en franquicias como Piratas del Caribe y The Avengers Los Vengadores, por lo que Star Wars no debería ser la excepción.

De ser así, esperamos que J.J. Abrams se encuentre verdaderamente comprometido conStar Wars y le dedique el tiempo justo en medio de todos los proyectos que tiene en puerta. De lo contrario, la franquicia podría buscar un nuevo realizador cuya llegada podría continuar provocando irregularidades en la Fuerza.

¿Les agrada la elección de J.J. Abrams como director de Star Wars? ¿Les habría gustado ver a alguien más al frente del proyecto?