martes, 10 de febrero de 2015

Michael Gambon, el Dumbledore de Harry Potter, se retira por pérdida de memoria


Sir Michael Gambon ha sido El detective cantante para televisión, El rey Lear en teatro y Albus Dumbledore para la gran pantalla. Sin embargo, los problemas de memoria que viene padeciendo desde hace años podrían forzarle a retirarse a los 74 años de edad.
“Es horrible reconocer una cosa así, pero no puedo seguir. Me rompe el corazón. Tengo el guion delante y tardo muchísimo en aprendérmelo. Me da miedo”, son las palabras de Gambon en una charla que mantuvo con un periodista de Sunday Times Magazine, a pesar de que odia las entrevistas.

Gambon se incorporó al papel de Dumbledore tras la muerte de Richard Harris en 2002 y apareció por primera vez como el director de Hogwarts en Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004). Cuando le ofrecieron el papel, admitió que no había visto ninguna de las películas anteriores, pero decidió aceptarlo y se propuso interpretarlo con un acento irlandés pijo, como el de Harris.

Gambon lleva tiempo padeciendo el problema. En 2009, durante unos ensayos de la obra de Alan Bennett The Habit of Art en el Teatro Nacional, tuvo que ser hospitalizado por pérdida de memoria en un par de ocasiones. Reconoció que quedarse en blanco le producía un “miedo sobrecogedor”, por lo que abandonó su papel y fue sustituido por Richard Griffiths, quien ya tenía experiencia con textos de Bennett y quien compartió cartel con Gambon en varios films de Harry Potter, dando vida a Vernon Dursley.

Antes de tomar la decisión, trató de paliar su dificultad con ayuda de la tecnología. En una de sus representaciones teatrales, utilizó un pinganillo para escuchar los diálogos gracias a la colaboración de una ayudante que se los “soplaba” desde bambalinas. Pero la espera le restaba espontaneidad a su interpretación: “Después de una hora, pensé: ‘Esto no funciona’. No puedes estar en el teatro, libre por el escenario declamando y gritando y corriendo de un lado para otro con una persona que te lee tus frases”.

En abril de 2014, tras sufrir algunas lagunas de memoria, se hizo pruebas con dos doctores diferentes para averiguar si padecía Alzheimer y el resultado fue negativo: “Las buenas noticias es que no es así”, declaraba por aquel entonces. “Es muy preocupante, pero no puedo hacer mucho al respecto”.

Aún le quedaba sentido del humor y aseguraba que los únicos papeles que podía hacer en teatro eran los que tuviesen pocas líneas, como los mayordomos: “Ya sabes, el tipo de papel que llega y dice unas pocas palabras. Un papel cómico que, cuando el teléfono suena, no sabe dónde está”.

[Galería de imágenes: J.K. Rowling entre los diez autores más influyentes de Hollywood]
Antes de que su retirada sea completa, retomará su papel en Una vacante imprevista, una miniserie que prepara HBO basándose en la última novela de JK Rowling. Asimismo se encontrará en el remake para la gran pantalla de El ejército de papá. Donde no podremos verlo será en el spinoff de Harry Potter Animales fantásticos y dónde encontrarlos, dado que se trata de una “precuela”, con guion de la propia autora, en la que Dumbledore era un hombre mucho más joven. En estos momentos, se puede observar a Gambon en la serie Fortitude, donde interpreta a un personaje de pocas palabras.