miércoles, 22 de abril de 2015

Descubren el secreto tras el éxito de los libros de Harry Potter


Un estudio científico de Lancaster University ha determinado que el masivo éxito que han tenido los libros de Harry Potter se debe a que el lenguaje escogido por J.K Rowling es capaz de provocar fuertes emociones.

Una serie de sujetos se ha sometido a pruebas neurológicas que consistían en la lectura de 120 pasajes de cuatro líneas cada uno, escogidos entre los siete volúmenes con la intención de que no fuese necesario estar familiarizado con los libros para reaccionar ante ellos.

Mediante resonancias magnéticas, los investigadores observaban las respuestas ante las diferentes frases y encontraron una relación significativa entre las palabras y la actividad cerebral en regiones asociadas con la emoción, como la amígdala izquierda. Cuanto más provocadoras de emociones eran las palabras, mayores eran los efectos visibles en el cerebro.

Más adelante pedían a los sujetos que evaluasen lo que habían leído de acuerdo a dos parámetros: si la sensación era positiva o negativa y según la intensidad fisiológica de su reacción. Habitualmente, este tipo de pruebas se realizan con palabras sueltas, pero los científicos han querido llevar el estudio más allá y probar con pasajes enteros de libros.

Algunas frases resultaban neutrales, debido a que contenían una palabra negativa al inicio y otra positiva más adelante, que compensaban los efectos. Otras frases, aunque resultasen negativas por su contenido –diálogos de peleas, insultos…— obtenían una calificación alta en lo que se refiere a la intensidad de la reacción.

“Cuando leemos, palabras específicas reverberan en nuestras mentes más allá del mensaje complejo que transmita el texto; el arte de elegir las palabras adecuadas con el impacto afectivo apropiado es parte de lo que define la habilidad de los buenos escritores y oradores”, concluyeron los científicos.
Esta elección de palabras por parte de Rowling podría explicar que las ventas de los libros sobre Harry Potter hayan alcanzado los 450 millones de ejemplares desde que el primero se publicó en 1997, así como la producción de adaptaciones de todas y cada una de sus entregas, que igualmente han dado como resultado cuantiosas recaudaciones de taquilla.