miércoles, 13 de mayo de 2015

Ava DuVernay, responsable de Selma, podría dirigir uno de los próximos films de Marvel


Marvel se ha aproximado a Ava DuVernay, la directora de Selma, para ofrecerle la posibilidad de realizar una de las próximas películas del Universo de superhéroes y superheroínas surgidos de los comic-books. Se comenta que podrían adjudicarle Black Panther, que tiene previsto su estreno en julio de 2018, o Capitana Marvel, cuya fecha de lanzamiento aún no se ha establecido.

La petición se produjo el día que el Sindicato de Libertades Civiles de Estados Unidos, ACLU, solicitó a las agencias federales que investigase las prácticas de las grandes productoras de Hollywood en materia de contrataciones. Una de las protestas que había formulado este sindicato era la intencionada y constante discriminación hacia las mujeres a la hora de emplear directoras.
Por ahora, ninguna de las películas del Universo Marvel ha sido dirigida por una mujer ni por una persona afroamericana. DuVernay no es la única opción que están barajando, pero los medios aseguran que existe un interés por las dos partes de llegar a un acuerdo, dado que la californiana puede servir a Marvel para suplir sus dos carencias.  

Marvel tenía la idea de contar con una mujer para dirigir la película de Captain Marvel, protagonizada por la superheroína Carol Danvers, así como la intención de contratar a una persona de raza negra para realizar Black Panther, cuyo personaje principal, T’Challa estará interpretado por Chadwick Boseman.

DuVernay cumple cualquiera de los dos requisitos, si no ambos, por lo que se convierte en una candidata ideal para la jugada de relaciones públicas y de limpieza de imagen que está tratando de poner en práctica el estudio.

Esta estratagema se pone en marcha en paralelo a la que está llevando a cabo el otro bando de especialistas en adaptaciones de cómics de superhéroes. Warner Bros. ha contratado a Patty Jenkins para reemplazar a Michelle MacLaren al frente de Wonder Woman, tras sufrir muchas críticas cuando la primera fue sustituida por Alan Taylor al mando de Thor: El mundo oscuro.

DuVernay debutó en 2008 con el documental This is The Life, en 2010 realizó el drama I Will Follow y en 2012 dio el salto a las grandes producciones con Middle of Nowhere. El el biopic de Martin Luther King fue nominado al Oscar a la mejor película y hubo mucha controversia por la ausencia de nominación para ella como mejor directora.