martes, 26 de mayo de 2015

La adaptación de Eso de Stephen King se queda sin director


El director de True Detective, Cary Fukunaga, se ha desvinculado de la dirección de la adaptación de la novela de Stephen King, Eso, a causa de los recortes presupuestarios que estaba aplicando New Line Cinema. Al parecer, el director chocaba una y otra vez con la productora y no quería comprometer su visión artística. Como consecuencia del abandono, la producción del film se ha retrasado sine die.

La intención de llevar a cabo esta adaptación nació en la empresa que engloba New Line, Warner Bros. y el hecho de degradarla a la filial comenzó los conflictos con el director. Una de las discusiones se refería la necesidad de realizar dos películas que pudiesen incluir el máximo posible de las casi mil doscientas páginas del libro. Se sospecha que los responsables querían resumirlo en una para reducir los gastos.

Otra de las disensiones estaba provocada por la elección de las localizaciones: Fukunaga quería rodar en Nueva York, pero los productores preferían escoger otra ciudad que ofreciese condiciones más económicas para filmar, con la idea de hacerla pasar por la metrópoli.

Esta noticia llega poco después de que saliese a la luz el primer fichaje del reparto: el británico Will Poulter (El corredor del laberinto) se iba a convertir en el payaso Pennywise, que estuvo interpretado por Tim Curry en la miniserie de televisión de 1990. La elección del joven era del propio Fukunaga y no convencía al estudio que habría preferido contar con alguien de fama, así que ahora su participación está en el aire.

Ben Mendelsohn era la primera opción de Fukunaga para el papel del clown, pero el australiano rechazó la propuesta cuando New Line le pidió que rebajase considerablemente su sueldo.

Fukunaga adoraba la novela de King desde pequeño y considera que requiere una adaptación a su altura. Durante los meses de prepoducción, iba entregando guiones que se pasaban del presupuesto y que New Line tenía que rechazar. Su idea de dividirlo en los partes presentaría una primera entrega con la infancia de los protagonistas y una segunda con ellos de mayores. Pero la productora veía difícil venderle a un público adulto una película protagonizada por niños.

El proyecto arrancó con un presupuesto de 30 millones de dólares y, aunque no se ha desvelado cuál es la nueva cifra, se especula que el miedo a gastar más de la cuenta pueda provenir del descalabro de Poltergeist en la taquilla, película que incluía igualmente un payaso entre los materiales promocionales.

Por su parte, Stephen King ha declarado en Twitter: “el remake de It puede estar muerto –o no muerto—, pero siempre tendremos a Tim Curry. Todavía está flotando en las colacas de Derry”.

En su momento, se habló de que Warner Bros. preparaba otra traslación de una obra de King, La danza de la muerte, de la que se habría encargado Josh Boone quien podría convertirla también en más de una películas. Sin embargo, Boone se acaba de asociar a The New Mutants y de la adaptación no se ha vuelto a escuchar ninguna noticia.

Este año se estrena Cell, que está basada en el libro homónimo de Stephen King. Dirigida por Tod Williams y con John Cusack y Samuel L. Jackson en el reparto, cuenta la historia de un dibujante de cómics que resulta ser uno de los pocos supervivientes tras un desastre creado por la tecnología móvil en Maine.