sábado, 25 de julio de 2015

Michael Jackson quiso interpretar a Jar Jar Binks en Star Wars


Jar Jar Binks, el personaje más odiado de la segunda trilogía de Star Wars, tenía un defensor y este era nada menos que el rey del pop, Michael Jackson, a quien le habría gustado convertirse en el Gungan gracioso y torpe como hemos podido saber gracias al actor que realmente lo interpretó: Ahmed Best.

Best acudió junto a George Lucas, los hijos del cineasta y Natalie Portman a un concierto de Jackson y, una vez finalizada la actuación, pasaron a los camerinos, donde pudieron conocer al cantante. George le presentó a Michael diciendo que Ahmed era Jar Jar y a éste le pareció raro. Más tarde, le preguntó el motivo de que no lo hubiese presentado con su nombre y el creador de Star Wars le desveló la razón.

“Bueno, Michael quería hacer el papel”, le reveló Lucas a Best, según cuenta el actor a Vice, “pero quería hacerlo con maquillaje y prótesis, como hizo el vídeo de Thriller”, añadió el director, dando a entender que sus intenciones eran muy diferentes, pues tenía en mente generar al personaje al 100% por computadora.

En efecto, Best fue uno de los primeros en utilizar la técnica de captura de movimiento que han utilizado posteriormente actores como Andy Serkis para dar vida a Gollum y otros seres. Por otra parte, se especula que la fama de Jackson habría eclipsado otros aspectos de la película, motivo que se sumaría al rechazo de Lucas a Jackson.

Star Wars Episode I: The Phantom Menace introdujo por primera vez en 1999 al alienígena de color anaranjado y más de dos metros de estatura, que hablaba con algo parecido a un deje jamaicano y que llegaba a resultar molesto en la excesiva intención de sus creadores de presentarlo como un ser simpático para los espectadores de menos edad, en la línea de C-3PO. 

Best no se arrepiente de haber encarnado a Jar Jar, aunque la negatividad de la recepción le afectó en su momento, como le ocurrió asimismo a Jake Lloyd por encarnar a Anakin Skywalker. Ahmed había tomado el papel con gran ilusión, dado que era fan desde pequeño de la saga, además de aficionado al Jazz y las artes visuales.


Pero, lejos de permitir que le afectasen los comentarios y que el papel se convirtiese en lo que iba a definirlo, retomó sus estudios y se graduó en cine, para convertirse en director de cortometrajes y piezas paródicas de televisión, con las que goza de una buena legión de seguidores. En la actualidad acaba de presentar 2 Black Dudes, una serie producida por Seth MacFarlane.