jueves, 2 de julio de 2015

Robert Zemeckis rechaza la idea de un remake de Back to the Future


En los últimos meses, parecería que la única fuente de ideas de Hollywood son las películas preexistentes, dada la cantidad de remakes, secuelas y relanzamientos que se anuncian. Sin embargo, no ocurrirá lo mismo con Back to the Future, siempre que dependa de su director, Robert Zemeckis.

“Oh, Dios mío, no” fue lo que expresó el cineasta en una entrevista de Daily Telegraph cuando se le preguntó si querría añadir algún título a su trilogía, a lo que añadió que no podrá ocurrir hasta que él o Bob Gale, su co-guionista, estén muertos. Y espera poder evitar que se haga incluso después de sus fallecimientos, si hay alguna forma de establecerlo en sus testamentos.

El contrato que tienen con  Universal y Amblin Entertainment, la productora de Steven Spielberg, indica que la decisión última sobre cualquier cosa relacionada con la franquicia debe pasar por ellos dos mientras estén vivos.

Sin miedo a lanzarse demasiadas flores con la comparación, Zemeckis añadió que sería como hacer un remake de Citizen Kane. “¿Quién va a interpretar a Kane?”, argumentaba. “¿Qué locura, qué falta de cordura es esa?”.

Por declaraciones anteriores, sabemos que Gale está de acuerdo con el director, pues opina que no podría haber Regreso al futuro sin Michael J. Fox y, aunque el intérprete se ha dejado ver en algunas series como The Good Wife, su estado físico está muy deteriorado debido al Parkinson y no podría hacer ningún papel principal