martes, 21 de julio de 2015

Sam Mendes da el adiós definitivo a James Bond tras Spectre


Después de dirigir Skyfall, Sam Mendes necesitó ser persuadido por Eon Productions para regresar a la saga del agente 007 y así lo hizo con Spectre, pero ahora ha asegurado a BBC que no repetirá una tercera vez: “Dije que no a la última y acabé haciéndola. Y mis amigos me ridiculizaron. Pero ahora sí que creo que ya está”. 

Mendes consideraba ambas películas como dos mitades de un todo y habla de lo que ha sentido durante ambos rodajes como una experiencia conjunta que describe como “fantástica y de las que te cambian la vida”. A pesar de ello, le resultó demasiado agotador: “No creo que pudiera volver a pasar por lo mismo”, confesaba.

Una de las razones que el director de Amercian Beatuy dio para no querer revivir la situación es que “Tienes que dejar todo lo demás a la espera”, añadiendo que el papel de un director de Bond se siente como “una elección vital más que como un trabajo” y que “lo engloba todo”.

Sobre Spectre, el cineasta asegura que “es una película más grandiosa que Skyfall. Está rodada en más lugares: estuvimos en la Ciudad de México, en Tánger y en el norte del Sáhara, y en Roma, los Alpes y Londres. Ha supuesto lidiar con mucho”.

En un principio, Mendes se desligó de la producción de la vigésimo cuarta película de James Bond porque tenía que dirigir una adaptación teatral de Charlie y la fábrica de chocolate, pero cuando la productora encontró imposible sustituirlo, cambiaron las fechas para que lo hiciese todo.

Spectre llegará a los cines el 26 de octubre de 2015, con Daniel Craig en el papel del espía al servicio de su majestad y Monica Bellucci, Christoph Waltz, Ralph Fiennes y Léa Seydoux completando el reparto.