domingo, 2 de agosto de 2015

El remake de El Cuervo queda cancelado definitivamente


La película original de El Cuervo ha pasado a la historia por ser el escenario de la muerte de su protagonista, Brandon Lee, y por ser una de las películas “malditas” en la historia del cine. Ahora, más de 20 años después, su remake ha quedado finalmente cancelado tras años en desarrollo y meses en el limbo.

Relativity Media, uno de los grandes estudios menores de Hollywood, acaba de presentarse en bancarrota once años después de haber sido fundado por Ryan Kavanaugh. Los ejecutivos que todavía se mantienen dentro de la empresa están intentando salvar sus últimas producciones poniendo a la venta algunas de ellas pero cancelando otras que todavía no habían comenzado.

Según The Wrap, el remake de El Cuervo es una de las películas a las que acaban de poner freno. La película que iba a dirigir Corin Hardy tenía previsto comenzar su rodaje en la sede de los Estudios Pinewood en Cardiff hace varias semanas. Pero un cambio en la agenda de la producción obligó a su protagonista Jack Houston a abandonar colocando a la cinta otra vez en el limbo. Y ahora, aunque se encontraban buscando un reemplazo y estaba todo preparado para seguir adelante, los problemas económicos del estudio han puesto punto y final a esta aventura que no consiguió empezar con buen pie desde un principio.

Recordemos que hace tres años este remake iba a ser dirigido por F. Javier Gutiérrez con Luke Evans en la piel de Eric Draven después de que Bradley Cooper, Mark Wahlberg y Tom Hiddleston rechazaran la oferta. Evans entrenó durante más de un año para el personaje y hasta se dejó crecer el cabello a propósito, pero los continuos retrasos de la producción obligaron al director a abandonar y posteriormente, el actor hizo lo mismo. Meses más tarde, Hardy tomaba las riendas del filme tras el éxito en Sundance de su debut The Hallow eligiendo a Jack Huston como nuevo protagonista. Pero ahora el remake ha quedado enterrado.

El estudio con sede en Beverly Hills cuenta con una deuda que asciende a los 1.200 millones de dólares y es el responsable de películas como Immortals, Safe heaven o 3 days to kill que fueron fracasos de taquilla. El último éxito del estudio en alcanzar los 50 millones de recaudación fue la cinta animada Free Birds en noviembre de 2013.

Mientras la Corte procede con la bancarrota, los ejecutivos del estudio se encuentran intentando vender sus últimas tres producciones ya terminadas: la comedia The Bronze, con Nicholas Hoult y Felicity Jones, el thriller Collide y el western Jane got a gun, la problemática película producida y protagonizada por Natalie Portman.