jueves, 26 de noviembre de 2015

J.J. Abrams: «Nos impusimos una obligación: la película tenía que ser asombrosa»


El director de la esperadísima «Star Wars: Episodio VII: El despertar de la Fuerza», J.J. Abrams ha concedido una entrevista a la revista GQ, que dedica este número íntegramente a la saga, con una especial princesa Leia encarnada por Blanca Suárez.

Abrams confiesa a la publicación que «rara mí fue emocionante cada escena que rodamos: ver a Harrison Ford vestido de Han Solo, un guardia de asalto en formación, el villano bajando de su nave, el sonido de los cazas TIE cuando entran a toda pastilla en el cuadro? Pero por encima de todos esos detalles tiene que haber un corazón palpitando; en este caso, nuestro principal límite fue que queríamos centrarnos en la historia de dos jóvenes: un hombre y una mujer».

El director recuerda que «Lawrence Kasdan (co-guionista de En busca del arca perdida, El imperio contraataca, El retorno del Jedi y ahora también de El despertar de la Fuerza) y yo nos impusimos una obligación innegociable: la película tenía que ser asombrosa. No hemos querido resolver mil líneas argumentales, ni crear tal número de robots para contentar a las jugueteras, ni tampoco hemos pretendido contentar a los más fans. Lo único que hemos tenido presente es que la película debía entusiasmarnos a nosotros», asegura

«No puedo más de las ganas que tengo de que la gente vea la película. Llevamos con este pastel en el horno mucho tiempo y el momento de hincarle el diente ha llegado», dice emocionado Abrams.