domingo, 14 de agosto de 2016

Muere Kenny Baker, el actor que se escondía tras R2-D2 en «Star Wars»


Kenny Baker, el actor británico que se enfundó el traje de R2-D2, ha fallecido a los 83 años de edad tras una larga lucha contra una enfermedad degenerativa. Baker, de apenas 1,12 metros de estatura, debutó en «Star Wars» en 1977 y solo ha faltado a una de las siete películas. Junto con Anthony Daniels, C-3PO, es el único que puede presumir de haber formado parte de prácticamente toda la historia de la saga.

«Nos lo esperábamos, pero es triste de todas maneras. Ha vivido una vida larga repleta, ha llevado enormes cantidades de felicidad a la gente y ha sido amado por todo el mundo, estamos orgullosos de él», declaró su sobrina, Abigail Shield, a «The Guardian». «Tenía problemas en los pulmones y a menudo estaba en silla de ruedas. Le invitaron a la premiere de ?Star Wars? en Los Ángeles pero ya estaba muy enfermo. Afortunadamente, logró ver a George Lucas de nuevo cuando viajó a Manchester», añadió.

Aunque su carrera haya estado marcada por «Star Wars», Baker también ha participado en películas como «Los Goonies», «Los héroes del tiempo» de Terry Gilliam, «Flash Gordon» y «El Hombre Elefante» de David Lynch.