jueves, 15 de diciembre de 2016

Gareth Edwards limitó el número de 'easter eggs' y cameos


A día de hoy se da por hecho que una nueva entrega de una gran saga incluya algún 'easter egg' o referencia para los seguidores más atentos. Rogue One: Una historia de Star Wars no iba a ser menos y el director Gareth Edwards ha declarado en una entrevista con CinemaBlend que ha tenido que limitar el número de estos guiños porque, de lo contrario, el universo de la película iba a parecer muy "pequeño".

Una de las cosas que no queríamos hacer es que el universo pareciera pequeño. Si comienzas a tener mucho de todo, parece que es 'una casualidad' y quieres que se sienta, en mi opinión, que no es Tattoine o Hoth. Para mí, no debería ser Nueva York, Paris o Londres. Tienen que ser lugares más oscuros. No todo está en ellos. ¡Tienes que dejarlos marchar! Tenemos pequeñas cosas aquí y, obviamente, siendo Star Wars puedes... está justificado que existan ciertos personajes y elementos", explica Edwards.

Gareth Edwards es un conocido fan de la saga y también ha declarado en la entrevista con dicho medio que lo pasó un poco mal teniendo que renunciar a incluir ciertos 'easter eggs' de entregas anteriores de la saga. "Era un proceso en el que tomaba todo: '¡Quiero esto, por favor! Tenemos que tener de esto en la película'. Y luego, poco a poco, la gente de Lucasfilm me decía 'No necesitas esto, Gareth. No lo necesitas'. Y lo que es divertido es que lo aceptas, te sientes mal con ello, pero el siguiente cineasta llega y dice '¡Quiero todo esto!'. Tienes que pasar por ese proceso de quererlo todo y luego ya dices 'Ok, vamos a ser realistas'".