miércoles, 28 de junio de 2017

Despidos, broncas internas y mal ambiente: la película de Han Solo se ha convertido en un infierno


Nada parece estar saliendo bien a los productores de Lucasfilm encargados del «Spin off» de Star Wars que contará la juventud de Han Solo. Todo han sido problemas desde el comienzo del rodaje, y la salida de los directores Phil Lord y Christopher Miller, que abandonaron el proyecto por «diferencias creativas», parece ser solo la punta del iceberg de un proyecto que no tiene el rumbo definido. La llegada de Ron Howard, ganador del Oscar por «Una mente maravillosa», podría enderezar el rumbo. Pero es que, según informa «The Hollywood reporter», los inconvenientes se están acumulando hasta agotar la paciencia de Lucasfilm. ¿El último lío? Los problemas de Alden Ehrenreich para entender su personaje.

Según el medio estadounidense, los productores han puesto a Alden Ehrenreich un profesor para mejorar su interpretación y ayudarle a enderezar su papel. Esta práctica, habitual en los primeros pasos de un proyecto, no se entiende a mitad del rodaje. La única explicación radica en los bandazos que está sufriendo la historia y que hace que al actor, joven pero contrastado, le estén «volviendo loco».

Tras la salida de los directores, algunos medios estadounidenses comenzaron a filtrar detalles de cómo Miller y Lord querían dotar a la película de un tono cómico, y profundizar en el estilo socarrón que mostraba Harrison Ford en la original. Sin embargo, parece que estaban sobrepasando los límites, que estaban bordeando la caricatura, y tanto el elenco como los ejecutivos empezaron a presionar para que volvieran a un estilo más sobrio. Un ejemplo, que publicó «Movie Red», son las protestas de Ehrenreich al ver que su personaje estaba cayendo en el ridículo en algunas tomas.

Phil Lord y Christopher Miller, los culpables de esta deriva cómica, permitían a los actores salirse del guión e improvisar. Una costumbre habitual en las comedias para dar más sensación de frescura, de un estilo directo y dinámico, que, evidentemente, cabreaba a Lawrence Kasdan, guionista junto a Jon Kasdan, y que no paraba de protestar a los ejecutivos de Lucasfilm para que todo el elenco se ciñera al guión.

La acción volverá el 10 de julio
Mientras casi todo sigue parado hasta la incorporación del nuevo director, los medios de EE.UU. siguen publicando incidentes en este pequeño infierno en el que se ha convertido el «spin off» de Star Wars. Las «diferencias creativas» que adujeron los directores eran también técnicas. Formas de trabajar propias que no gustaban a los que ponían el dinero. Un ejemplo: En cualquier superproducción de este tipo, cada escena se filma desde muchos puntos y con tiros de cámara muy diversos para después, en la sala de montaje, facilitar el trabajo y que los productores obtengan el producto comercial que ellos quieren. Pues bien, la pareja de directores salientes, quizá para evitar que su película fuera transformada en la sala de montaje, lo que hacía era usar dos o tres tiros de cámara.

«Desafortunadamente, nuestra visión y procedimiento no estaban alineados con los de nuestros socios en este proyecto. Normalmente no somos fans de la frase 'diferencias creativas', pero por una vez este cliché es cierto», dijeron tras ser despedidos Lord y Miller. Ambos estuvieron trabajando en la película durante cuatro meses y medio, y fueron despedidos cuando a la producción aún le restaban tres semanas y media de rodaje y otras cinco más adelante de «reshoots» (para completar algunos resquicios), un procedimiento muy habitual en películas de grandes presupuestos.

El último capítulo de esta crisis se vivió con la salida del montador Chris Dickens («Slumdog Millionaire», «Zombies Party» o «Arma Fatal»), sustituido por Pietro Scalia, montador de cabecera de Ridley Scott.

El pacificador llega a «Han solo»
Según avanzaba The Hollywood Reporter, Ron Howard se va a reunir con los actores para aliviar tensiones y supervisar el material ya rodado para decidir qué partes permanecerán en la historia y qué secuencias deben volver a ser grabadas de una película que todavía no tiene título definitivo.

La historia del filme se desarrollará en un tiempo anterior al de «La guerra de las Galaxias»(1977). Alden Ehrenreich, Donald Glover, Woody Harrelson, Emilia Clarke y Thandie Newton son las principales caras del reparto. Howard es conocido por películas como "Willow", "Apolo 13", "El código Da Vinci" y "Rush", entre otras.

Problemas hasta en España con Podemos

El grupo de Podemos en el Cabildo de Fuerteventura denunció hace unas semanas que el rodaje de la última entrega de «Star Wars» en la isla está ocasionando «un impacto ambiental irreparable» en el Parque Natural de Jandía, con actuaciones permitidas «por negligencia» por la autoridad insular, según Efe. Disney rueda en la isla la próxima película del universo de «La guerra de las galaxias», que en esta ocasión se centrará en la juventud del contrabandista Han Solo.

El partido morado critica la «falta de transparencia» en el Cabildo y el Gobierno de Canarias sobre el beneficio económico que este rodaje reporta a Fuerteventura, «porque nadie sabe cuánto le cuesta exactamente a la productora Disney y a Surf Film (su socio local) rodar en Jandía, ni a quién le pagan».

Podemos denuncia que en el Parque Natural de Jandía, al que describe como único espacio desértico protegido de Europa, «se han asfaltado pistas forestales para poder entrar con materiales de montaje». «¿Existe declaración de impacto ambiental, algún plan para que no se convierta en un vertedero de metal y madera?», se pregunta.