miércoles, 20 de abril de 2022

Dune': David Lynch quiere remontar su película de 1984


 Han tenido que pasar casi 40 años, y el éxito de la adaptación cinematográfica de la novela Dune por Denis Villeneuve para que David Lynch se replantee retomar su obra original de 1984. La versión de Dune de este cineasta no fue considerada la joya de la corona como se esperaba de su filmografía, y después de ver la increíble acogida del público por la última representación en la gran pantalla de la novela de Frank Herbert, Lynch no se resiste a repetir el periplo. 

Cuesta creer que sea el propio Lynch quien quiera volver a retomar su película, ya que él mismo ha sido el primero que ha renegado de ella durante toda su carrera. El cineasta ha asegurado en numerosas ocasiones que está "orgulloso de todo" lo que ha dirigido, "excepto de Dune". Su notable fracaso en taquilla, con una recaudación de 40 millones de dólares frente a un presupuesto de 30 millones, fue uno de lo grandes detonantes para que el famoso director no quisiese oir hablar de la película el resto de su vida. 

Pero parece que esas cifras han quedado en un segundo plano y Lynch está más que dispuesto a revisionar su largometraje y ver qué puede sacar nuevo. Si hace un año ya lo hizo Zack Snyder con La Liga de la Justicia, no es muy improbable que Lynch pudiera hacerlo ahora. En una nueva entrevista con The AV Club, Lynch revela que quiere volver a dirigir el clásico de culto:

Amé a todos con los que trabajé; eran fantásticos. Me encantaban todos los actores; me encantaba el equipo; me encantaba trabajar en México; me encantaba todo, excepto que no tenía el corte final. Pero aquello fue una pena y un fracaso horrible para mí, y si pudiera volver atrás, he pensado que, bueno, tal vez, volvería a hacerla

El corte inicial previsto por Lynch de la película duraba casi tres horas, hasta que Universal decidió reducirlo a dos. En 1986, planeó vender una versión del director de cuatro horas y media en el mercado de las cintas de vídeo domésticas, pero las conversaciones se rompieron y no se ha producido ningún avance desde entonces. Ahora, las nuevas declaraciones de Lynch ofrecen nuevas posiblidades, y desde luego, material puede que haya más que de sobra, aunque el cineasta sigue teniendo algunas reservas. 

"Con 'Dune', me vendí antes de terminar", dijo a The AV Club. "No es que haya un montón de oro en las bóvedas esperando a ser cortado y recompuesto. Es como si al principio supiera lo que quería y lo que podía hacer y lo que no. Y así empecé a vender, y es una historia triste, patética y ridícula. Pero me gustaría ver lo que hay. Y podría ser interesante, podría haber algo ahí. Pero no creo que sea un monedero de seda", reconoce Lynch. 

Habrá que esperar hasta ver si Lynch decide atreverse definitivamente y dar el paso en esta nueva odisea. Por su parte, el actor Kyle MacLachlan, Paul Atreides en la versión de 1984, se ha ofrecido para hacer un cameo en Dune 2, haciendo el saludo Atreides con su sucesor, Timothée Chalamet.