jueves, 28 de noviembre de 2013

The machine




Pintaza la de este avance a medio camino entre Splice (de la que, intencionadamente o no, calca la trama) y Terminator (por lo del robot implacable). Lo cierto es que la idea de la creación que se revela ante su creador es vieja de narices, siendo Frankenstein la encarnación más célebre de este subgénero del género de terror, pero siempre se agradece un buen mix de referentes con algún toque de personalidad. Esperemos que el resultado no decepcione.

Poco podemos aventurar, ya que se trata del segundo largo de un desconocido por estas tierras, Caradog (¿Caraperro?) W. James. En el reparto el único rostro familiar es el de Toby Stephens (Fotografiando Hadas, Muere otro Día).