sábado, 26 de julio de 2014

Cinco razones para ver ‘Penny Dreadful’


En el siglo XIX se editaron en Gran Bretaña las ‘Penny Dreadful’ (‘Horrores a Penique’), revistas en las que se publicaban relatos macabrosllenos de oscuridad y sangre. Éstas estaban dirigidas a un público joven de clase obrera(costaban sólo un penique, de ahí su nombre) y su punto fuerte eran las historias seriadas de las que salieron grandes figuras clásicas del género.

El nombre por el que se conocía a estos sangrientos folletines coincide con el título de la última sorpresa seriéfila. De la mano de Showtime ha llegado ‘Penny Dreadful‘, una ficción de terror ambientada en el Londres de la época victoriana que resucita y pone en el mismo tablero a figuras clásicas de la literatura.
Una propuesta tan interesante como delicada, ya que dar sentido y valor a cada uno de los personajes en un mismo contexto y olvidando su tradición es algo complicado. Reto que ‘Penny Dreadful’ supera con éxito con una historia compacta de terror con mucho fondo psicológico que se convierte en un auténtico orgasmo visual para los amantes del género.

Finalizada la primera temporada y renovada por una segunda, es momento de analizar (sin spoilers) el porqué ‘Penny Dreadful’ se ha convertido en sólo ocho capítulos en una de las revelaciones seriéfilas del verano.

MITOLOGÍA CLÁSICA
Resucitar clásicos  es un reto y más si mezclas personajes cuyas historias pertenecen a géneros distintos. Pero ‘Penny Dreadful’ no sólo se atreve a hacerlo sino que logra crear una unidad narrativa sin fisurasen la que cada personaje es parte de un todo perfectamente moldeado. Los personajes confluyen en una trama compacta que se mueve por sí sola y en el que ninguno rompe la narración. La serie bebe de obras como ‘Drácula’ (Bram Stoker), ‘Frankestein’ (Mary Shelly), ‘El retrato de Dorian Gray’ (Oscar Wilde) o ‘Las minas del Rey Salomón’ (Henry Rider Haggard).

TERROR PSICOLÓGICO
‘Penny Dreadful’ tiene claro que el buen terror es psicológico y así lo hace. Jugando con las luces y las sombras, la ambientación, el arco narrativo y las expresiones de sus personajes, consigue crear unambiente de tensión sobrecogedor que hará que acabes mordiéndote las uñas. Terror y misterio que no vive de golpes musicales que asusten al espectador sino de crear un ambiente perturbador.

NARRACIÓN ASCENDENTE
Muchos se asustaron al ver la calma con la que ‘Penny Dreadful’ presentaba a sus personajes sin escatimar en tiempo. Una narración que empieza con sosiego pero que acelera fuertemente a mitad de la temporada para ya no dormirse ni un segundo. Una historia diversificada que poco a poco se va uniendo creando un único universo narrativo en el que cada trama y personaje encaja a la perfección. Pocas series se pueden permitir dedicar capítulos exclusivos a tratar la historia de un único personaje sin que la narración se resienta. ‘Penny Dreadful’ no sólo lo hace sino que lo hace con mucho acierto.

EVA GREEN
‘Penny Dreadful’ cuenta con un reparto internacional de altura (Timothy Dalton, Josh Hartnett, Billie Piper…) en el que destaca Eva Green, una actriz que ha hecho de su personaje, Vanessa Ives, el centro de todas las miradas. La actriz francesa tiene tres grandes momentos en la temporada (segundo, quinto y séptimo capítulos) en los que logra que el género de terror se expanda al máximo con escenas insuperables. Las interpretaciones de Eva Green en el séptimo capítulo en particular son merecedoras de reconocimiento en los Emmy.

GRANDES MENTES PENSANTES
Tras ‘Penny Dreadful’ se encuentran grandes mentes pensantes del mundo del cine y la televisión. Los guiones de todos los capítulos son obra del estadounifense John Logan, responsable de guiones como ‘El Aviador’ o ‘El Último Samurai’. Los dos primeros capítulos están dirigidos por José Antonio Bayona, uno de los directores españolas más reconocidos con grandes títulos en su carrera como ‘El Orfanato’ o ‘Lo Imposible’.