domingo, 5 de octubre de 2014

Jake Paltrow lleva a Sitges el western apocalíptico con "Young ones"


 El joven director estadounidense Jake Paltrow, hermano de la popular actriz Gwyneth Paltrow, ha irrumpido con fuerza en la sección oficial competitiva del Festival de Cine de Sitges con "Young ones", un western apocalíptico en el que el agua sustituye al otrora codiciado oro.

El director ha dicho en la presentación a la prensa que espera no haber retratado el futuro que aguarda a Estados Unidos, ni siquiera a la humanidad", pero advierte de que "si seguimos por el actual camino, podríamos acabar así, sobre todo en lo referente a las políticas del agua".

El cineasta ha dicho al respecto: "Ya hoy en el oeste de Estados Unidos hay muchas restricciones de agua; en California no se puede utilizar el agua del río Colorado como los habitantes querrían y algo similar sucede en Arizona o en Nevada, debido a la sequía y quizá estamos llegando al punto límite".

Para Paltrow, "mezclar géneros es la mejor opción para contar una historia, es decir darle un enfoque muy personal a un tema general, en este caso la sequía y la escasez de agua, porque enmarcar esas historias en los géneros hace que sean más reales".

No tuvo presente el director la estética de películas apocalípticas como la saga "Mad Max" o de pocos personajes engullidos por la inmensidad de un paisaje solitario como sucede en filmes de Wim Wenders como "París Texas".

"Me inspiré -ha comentado- en las historias que leí de joven de Susan Eloise Hinton, autora de 'Tex' o 'Rumble fish', algunas de las cuales han sido adaptadas por el cine".

Añade Paltrow que "Hinton tuvo la peculiaridad de inventar un idioma propio de los jóvenes y de contar historias de jóvenes que viven situaciones convulsas y se centró en una de sus novelas de ciencia ficción".
No tuvo presente en la orientación de su proyecto el western clásico, las películas de John Ford o Anthony Mann, "si acaso el spaguetti western", porque cree que "siempre intentaban alumbrar una trama política, no de la época del argumento sino del tiempo en que fue rodada".

Centrarse en una familia en la que la madre está internada en un hospital después de sufrir un accidente por culpa de su alcoholizado marido es "una elección dramática", porque quería, ha dicho, mostrar a "un padre sin muchos recursos para sacar adelante a sus hijos y que no es capaz de hacerlo bien, que es imperfecto".
Paltrow explora con el personaje de Ernest Holm, interpretado por Michael Shannon, "ese sentimiento de autoinculpación que vive desde el accidente de su mujer, se culpa a sí mismo, que contrasta con el personaje de Flen, que es todo lo contrario, algo que contrasta con su rival, Flemn Lever (Nicholas Hoult), el novio de su hija, que siempre echa la culpa a los demás de todo lo que le sucede".

No ve el director de "La chica de mis sueños" que "Young ones" sea necesariamente postapocalíptica. "En mi película yo reflejo un problema específico, convierto Colorado en Zimbabue, y el problema con el agua está muy localizado, seguramente porque el gobernador de ese Estado no sigue las normas federales respecto al agua, pero seguramente en el resto del mundo pueden pasar muchas otras cosas".

De hecho, en un momento de la película el joven protagonista traspasa la frontera hacia "el mundo real", donde como la radio escupe a todas horas, "solo hay prosperidad comercial y crean agua uniendo moléculas de oxígeno e hidrógeno, algo imposible, pero ya se sabe, es ciencia ficción", repone el cineasta.