martes, 2 de junio de 2015

El director de Jurassic World abandona la saga


El 12 de junio se estrena en España Jurassic World, el remake/reboot de Parque Jurásico, donde Chris Pratt será el protagonista de la aventura con dinosaurios mutantes y muy peligrosos. Y aunque se espera que la pelicula sea todo un éxito, su realizador y co-guionista, Colin Trevorrow, ha decidido que no continuará en la franquicia.

“Jurassic Park es como Star Wars: directores diferentes pueden dar un toque diferente a cada película. Estaré involucrado de alguna forma, pero no como director”, respondió al medio italiano Bad Taste durante una entrevista de promoción.

El responsable de Seguridad no garantizada probablemente no quiera que se le asocie a una saga en una etapa tan inicial de su carrera. Si la película que se estrena este mes resulta un éxito, es muy probable que le lluevan las ofertas.

Se espera que la cuarta parte obtenga una recaudación de 100 millones en su fin de semana de estreno y solo en la taquilla norteamericana, por lo que la existencia de una quinta entrega parece indudable, pero la nueva adición a la serie necesitará encontrar un nuevo director o directora.

En entrevistas anteriores, Trevorrow ya había adelantado la posibilidad de la secuela asegurando que había hablado con Universal mucho sobre el tema, “Queríamos crear algo que pareciese menos arbitrario y episódico y algo que pudiera crear un arco para convertirse en una serie que se sintiese como una historia completa”.

Muchos han criticado que la película que se llega este año ha tirado demasiado de la nostalgia y que se parece en exceso a la primigenia de 1993. Pero está claro que no se hará lo mismo cuando nos referimos a las dos secuelas El mundo perdido (1997) y Parque Jurásico III (2001), dado que las reseñas que recibió esta última fueron muy negativas.

En Jurassic World, que transcurre veintidós años después de los eventos ocurridos en la primera película de Steven Spielberg, Bryce Dallas Howard es una científica que juega a ser Dios con el ADN de las bestias prehistóricas. Su compañero de laboratorio, interpretado por Pratt, se verá obligado a huir junto a ella, mientras rescatan a los visitantes del parque, cuando uno de los híbridos genéticos, más temible que el Tiranosaurio Rex, escapa de su confinamiento. El parque está abierto y la diversión está asegurada.