miércoles, 1 de julio de 2015

Primer vistazo al vestuario de las chicas Cazafantasmas


El director del relanzamiento de Cazafantasmas, Paul Feig, ha colgado en su Twitter una imagen en donde podemos ver los uniformes que vestirán las protagonistas cuando salgan a perseguir espíritus remolones. La comedia ha comenzado el rodaje en Boston y han sido muchas las instantáneas filtradas  que se han tomado durante la filmación, pero esta es la primera imagen difundida oficialmente.

El cineasta y escritor ha incluido en su publicación el hashtag “whatyougonnawear” (“¿Qué vas a llevar puesto?”), que hace alusión humorística al verso que abre la música de la banda sonora: “Who you gonna call?” (“¿A quién vas a llamar?”). 

Los trajes de color militar recuerdan sobremanera los utilizados por sus homónimos masculinos en la cinta de 1984, con la diferencia de que estos aún están limpios. Presentan unas bandas rojas que no aparecían en los antiguos, pero los parches con el emblema de Cazafantasmas en la parte alta del brazo son idénticos. Se completa el atuendo con unas fuertes y altas botas y unas gafas protectoras.

Ghostbusters, que se espera que llegue el 22 de junio de 2016, nos presentará a Melissa McCarthy y Kristen Wiig como las autoras de un libro muy poco conocido en el que certificaban la existencia de los espectros. Unos años más tarde, cuando el personaje de Wiig imparte clases en la Universidad de Columbia, su obra resurge provocando la mofa de sus compañeros catedráticos.

La profesora se reúne con su antigua compañera y con otras dos cazadoras de almas, interpretadas por Kate McKinnon y Leslie Jones. Juntas y protegidas por chalecos protónicos, las cuatro heroínas combatirán una invasión fantasma a Manhattan, demostrando al mundo que siempre habían tenido razón.

Paul Feig ha estrenado estas semanas la película Spy, que está protagonizada igualmente por McCarthy, en el papel de una espía amateur que vuelve a la acción cuando su compañero (Jude Law) desaparece de la faz de la Tierra y otro agente (Jason Statham) se ve envuelto en problemas. La hasta entonces modesta y sedentaria analista de la CIA se presenta voluntaria como agente para emprender una misión secreta en la que tendrá que infiltrarse en el mundo de un sanguinario traficante de armas para evitar un desastre mundial.