sábado, 22 de agosto de 2015

Masie Williams, Arya en «Juego de tronos», dispuesta a romper los estereotipos sexistas de Hollywood



Los seguidores de «Juego de tronos» están acostumbrados a ver esa faceta independiente de Arya Stark en la serie, casi siempre coherente aunque a veces se deje llevar por la pasión y las ansias de venganza.

Pero sus palabras no solo son acordes a sus hechos en la ficción. Detrás de las cámaras, Maisie Williams continúa haciendo alarde de un discurso maduro para su edad (18 años).

En una entrevistacon «The Evening Standard», la actriz ha dejado claro cuáles son sus límites en la profesión. Está dispuesta a conquistar Hollywood, pero nunca a dejarse jalonar por la meca del cine.

Williams, que hace poco ha anunciado su incorporación como estrella invitada en la británica «Doctor Who», está lista para romper las reglas, como hace su personaje, y saltarse los estereotipos que normalmente van unidos a los papeles femeninos en la industria.

«Hay muchos papeles de "la novia" o la "chica caliente" en películas y series de televisión; es algo que he visto de primera mano y que leo continuamente. En ellas, "Derek es inteligente, bueno con los niños, divertido y bueno en lo que hace", mientras que "Sandra es sexy de una forma adorable"... y eso es todo lo que hay. Así es como se describe a tu personaje, por lo que llegas al casting y tratas de canalizar el concepto de "sexy", aunque no es lo que define a una persona y no es lo que una persona es. Eso es lo que veo y lo que creo que tiene que cambiar. Espero que si dejamos de interpretar a esos personajes, dejarán de escribirlos».