lunes, 26 de diciembre de 2016

Carrie Fisher continúa "estable" en el hospital tras sufrir un ataque cardiaco


La actriz Carrie Fisher, la emblemática princesa Leia en la saga La guerra de las galaxias, permanece "estable" en el hospital tras sufrir un ataque cardíaco el viernes, ha dicho su madre Debbie Reynolds en un tuit este domingo.

"La condición de Carrie es estable. Si hay cambios, lo compartiremos", ha dicho Reynolds, también actriz. "A todos sus fans y amigos. Les agradezco las oraciones y buenos deseos", ha agregado.El mensaje de Reynolds sugiere que la situación de Fisher, de 60 años, ha mejorado aunque no hay información del hospital de la UCLA (Universidad de California de Los Angeles) donde permanece ingresada.Fisher sufrió un infarto el pasado viernes, 15 minutos antes de aterrizar en Los Ángeles, en un vuelo procedente de Londres. Recibió los primeros auxilios de reanimación por parte de unas enfermeras que viajaban en la aeronave y luego fue recibida por los paramédicos en el aeropuerto.Según la web TMZ, los paramédicos en tierra estuvieron más de 15 minutos haciendo la reanimación cardiopulmonar antes de obtener pulso. Luego, fue trasladada en ambulancia al hospital de la UCLA.Fisher nació el 21 de octubre de 1956 en Beverly Hills, fruto de la unión del cantante Eddie Fisher y de la estrella de cine Debbie Reynolds, conocida por su papel en Cantando bajo la lluvia, y creció en el universo del séptimo arte.Se convirtió en una estrella planetaria a los 20 años gracias al papel de la Princesa Leia en la trilogía original de Star Wars, cuyas tres películas (1977, 1980, 1983) se convirtieron en un fenómeno cultural.Su personaje apareció de nuevo el año pasado en el esperado Episodio VII de la saga, El despertar de la fuerza. El Episodio VIII está en postproducción y se estrena a finales de 2017.A lo largo de los años dio varias entrevistas sobre su trastorno de bipolaridad y adicción a los medicamentos y a la cocaína, que admitió haber usado durante la filmación de El imperio contraataca (1980).Recientemente interpretó a una madre neurótica en la serie Catastrophe, de Amazon, cuyo montaje acababa de terminar en Londres, y desde junio escribe una columna sentimental en el diario The Guardian, en la que promete "consejos inspirados de una vida llena de contratiempos y de accidentes".