jueves, 29 de diciembre de 2016

'Vikings' tiene mucho futuro por delante tras la más impactante muerte de la cuarta temporada, según su creador


El episodio de la cuarta temporada de Vikings emitido anoche en History marcará un antes y un después en la aclamada serie protagonizada por Travis Fimmel... Hasta ahora. 'All His Angels' (4x15) albergó la muerte de su personaje, Ragnar Lothbrok, quien, como prisionero de Aelle (Ivan Kaye), fue metido en una jaula, torturado, y finalmente lanzado a un pozo de serpientes venenosas de la misma manera en que los libros de historia cuentan que ocurrió con el personaje en la vida real.

El terrible desenlace de Ragnar supone el comienzo de una nueva era para la serie, según le ha contado a The Hollywood Reporter el creador de la ficción, Michael Hirst.

En su entrevista con THR, Hirst se ha mostrado encantado con la forma en la que se ha trabajado el episodio, que, a pesar de no tratarse de un final de temporada, ya se ha convertido en uno de los más importantes de toda la serie. Por supuesto, con el resultado final, pero también con el proceso de toma de decisiones y rodaje.

De alguna forma lo más maravilloso es que rodamos en pleno invierno, cuando los árboles no tenías hojas y todo estaba oscuro. El episodio era casi en blanco y negro en su totalidad. Fue oscuro, fue brutal, fue real, fue extraordinario y fue poderoso. Fue muy difícil de rodar por el tiempo, pero también porque estábamos perdiendo a alguien que ha sido el corazón de la serie".

"[Los episodios 4x14 y 4x15] Fueron muy difíciles de escribir", continúa Hirst. "Travis tenía unas ideas muy firmes sobre su propia muerte y sobre cómo debía manejarse. [...] Lo que qería decir, lo que no quería decir. Había cosas que yo necesitaba que dijese de las que él no estaba seguro. Dijo que su personaje no hacía discursos, así que su último discurso fue algo que tuvimos que negociar y discutir. [Este discurso] es un comunicado político para alentar a sus hijos a vengar su muerte. Está estableciendo el camino de la venganza y estableciendo el futuro Vikingo".

Hirst ha querido recordar, además, que la muerte de Ragnar, lejos de suponer un cierre, sienta las bases para el futuro de la serie:

Esta es la saga de Ragnar y sus hijos, yo no quería sugerir a la audiencia que la muerte de Ragnar significaba un gran punto de inflexión en la saga, es solo parte del peso. Así que los hijos de Ragnar continuarán la saga. Este no es el final de Ragnar Lothbrok, Ragnar vivirá en su fama. Vivirá porque era el más famoso vikingo de la época. [...] Hemos rodado cerca de 25 horas mñas tras la muerte de Ragnar y tenemos un largo camino por delante".