sábado, 15 de abril de 2017

‘Star Wars’ es para siempre, 40 años después


“Este es el mejor momento para ser fan de Star Wars”. Son las palabras del actor Warwick Davis en la presentación del inmenso homenaje que Disney ha organizado en Orlando (Estados Unidos) a sus seguidores por los 40 años del inicio de una historia que parece no tener fin. Davis ha sido el maestro de ceremonias de una celebración que no ha querido dejar fuera a nadie y a ninguna de las seis películas que creó George Lucas antes de vender la franquicia a Disney. 3.000 personas pasaron la noche en la acera haciendo cola para asistir al primer acto de la Star Wars Celebration que tendrá su colofón el próximo domingo con el panel de Mark Hamill (Luke Skywalker) con los más fanáticos.


Se esperaban sorpresas, pero no tantas. La presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, ha dado paso a Lucas en persona. Desde que Disney se hizo con los derechos, el creador de Star Wars hace más de cuatro décadas, había pasado a un segundo plano, por decisión propia. Cedió los derechos aunque se mantuvo como consultor para futuras películas. “El mayor honor es reconocer al hombre cuyo genio nos ha unido a todos”, ha dicho Kennedy momentos antes de dar paso al cineasta. Los seguidores de la saga galáctica se han puesto en pie para llevar a cabo ese reconocimiento. Parecía que iba a ser la gran sorpresa de la mañana, pero no ha sido así. Por el escenario ha pasado también de forma inesperada Harrison Ford (Han Solo). Nadie en la enorme sala que ha acogido la presentación ha podido evitar soltar un grito de sorpresa.

Antes de la aparición de Ford, Lucas ha hablado un poco de cómo fue el proceso de sacar adelante la primera película, la que terminó cambiando la forma de hacer cine en Hollywood y dio paso a los grandes blockbusters y a una forma de hacer del cine uno de los mayores negocios del mundo. No ha desvelado nada nuevo, pero ha tenido un agradecimiento especial a Alan Ladd Jr., el hombre de 20th Century Fox que, tras ver American Graffiti (“una película que solo me gustó a mí, ni a la crítica ni al estudio gustó”), luchó por sacar adelante la idea de Lucas. Una idea basada en “los seriales que veía de pequeño, aquellas películas de aventuras”.

Lucas, delante de los 3.000 acérrimos seguidores, muchos de ellos que ya vieron la primera película, hace 40 años, en las salas de cine, ha querido recordar a quienes estaba dirigido el filme: “Es una película para niños de 12 años, así fue diseñada, con mitología y emociones. Era una forma de decirles, vas a entrar en el mundo adulto, probablemente estés asustado, y esto es una idea de lo que tienes que aprender. Amistad, honestidad, confianza, hacer lo correcto, evitar el lado oscuro” ha dicho el cineasta. El director ha querido recalcar esta idea recordando el rodaje de El ataque de los clones (el episodio II, la quinta película que se rodó) en Sevilla: “Lo más emocionante son los seguidores. Cuando estuve rodando en la Plaza de España lo teníamos todo vallado. Detrás de la valla había como 10.000 personas, y muchos eran niños, que ni sabían quién era yo, pero todo lo que querían era que me acercara y tocar mi mano. Para esto es para lo que hice Star Wars”. “En el mundo real, los críticos y algunos seguidores no son muy amables, pero cuando ves a los niños y sus caras, todo se olvida”, ha dicho.

Por el escenario Galaxy, por el que pasarán también los protagonistas de la nueva trilogía el viernes, han hecho acto de aparición actores tanto de la trilogía antigua como la siguiente que hizo Lucas: Anthony Daniels (el androide C3PO, único personaje que aparece en todas las películas rodadas hasta ahora de la saga de Skywalker), Billy Dee Williams (Lando Calrissian), los dos metros y 18 centímetros de Peter Mayhew (Chewbacca), Hayden Christensen (Anakin Skywalker), Ian McDiarmid (el emperador Palpatine). Por supuesto, Mark Hamill, Luke en persona ha tenido su momento de gloria. Pero Hamill será también protagonista en otros paneles a lo largo del fin de semana y la gran ovación de la noche ha sido para Harrison Ford, al que nadie esperaba pero todo el mundo deseaba ver. El final de la historia de Han Solo en el Episodio VII: El despertar de la fuerza hacía pensar que el actor no aparecería por Orlando. El presentador del acto, el actor Warwick Davis (Wicket, el ewok), no ha desaprovechado la ocasión para bromear sobre los últimos incidentes de aviación de Ford. El propio actor y George Lucas han bromeado sobre ello. Lucas: “Cuando hicimos el casting le pregunté si sabía volar”. La respuesta de Ford: “Le dije, sí, sé volar, pero aterrizar…”.

Cuando parecía que el gran colofón iba a ser el homenaje a la princesa Leia y a Carrie Fisher, fallecida en diciembre, con un vídeo con la canción Rebel Rebel de fondo, a un lado del escenario ha caído una gran cortina. Detrás estaba la orquesta filarmónica de Orlando dirigida por el compositor John Williams, que han interpretado el tema principal de la saga, la marcha imperial que acompaña siempre a Darth Vader y en especial el tema de la princesa Leia. Las lagrimas, de alegría y de añoranza por Fisher, han inundado la sala. La ovación final se ha escuchado a cientos de galaxias de Orlando.