miércoles, 16 de agosto de 2017

La nueva teoría del universo Harry potter se centra en el personaje de Peter Pettigrew


Las teorías sobre el Universo Harry Potter siguen extendiéndose para solventar dudas y atar cabos sueltos. La más reciente es sobre Peter Pettigrew. El animago es sin duda uno de los personajes más divisorios en el universo de Harry Potter. El personaje, también conocido como Colagusano, y durante un período de 13 años como la rata de Ron Weasley, Scabbers, fue uno de los fundadores del Mapa del Merodeador, un estudiante de Gryffindor y uno de los  compañeros de James Potter, Sirius Black y Remus Lupin. Sin embargo, fue el que traicionó a James y Lily al revelar su paradero a Lord Voldemort, y más tarde a su hijo Harry, ayudando al que no se puede nombrar a restaurar su forma humana en el Cáliz de Fuego y actuar como su sirviente a partir de entonces. Su final tuvo lugar en 'Las Reliquias de la Muerte'. Sin embargo, quedó un misterio de Peter Pettigrew que quedó por resolver.

Como se desvela en 'El Prisionero de Azkaban', y como se aprecia en la tercera película de la saga, Pettigrew es un Animago, lo que significa que puede transformarse en su alter ego, una rata común. Entonces, ¿Por qué es en 'El Prisionero de Azkaban' la última vez que se ve a Pettigrew en forma de rata? Su momento de debilidad en 'Las Reliquias de la Muerte' confirmaba el hecho de que no era feliz bajo el reinado de Voldemort ¿Por qué no escapó entonces como roedor y ser libre?

Ahora sale una teoría de por qué nunca se vio el regreso de Scabbers, y todo por culpa de Lord Voldemort: la hipótesis recogida en Digital Spy sostiene que Pettigrew no se transformó en rata después del tercer episodio de las aventuras de Potter porque su mano de plata le impidió hacerlo. De hecho, hay varios momentos después de Azkaban en los que la transformación en su versión animal habría sido útil, pero el personaje, interpretado en cine por Timothy Spall, nunca lo hace, lo que ciertamente apoya a la teoría.

Además tenemos el hecho de que Voldemort regala al personaje la mano, un medio para mantenerlo bajo control, con la que finalmente le mata en cuanto deja de seguir las órdenes de Voldemort: a punto de estrangular al mago protagonista, le suelta y la mano se vuelve contra él. Este hecho hace pensar que la mano era un medio con el que Voldemort controlaba a su lacayo, un artilugio del que era difícil escapar del mago tenebroso y que le impedía convertirse en rata.