sábado, 9 de junio de 2018

Mark Hamill, su doble en Star Wars y el magnífico resultado del trabajo de ambos


El trabajo de stunt o actores de riesgo es como una puntada invisible entre el resto del trabajo de los actores principales. Uno de estos ejemplos es el que compartió Mark Hamill sobre uno de los momentos más importantes en 'El Imperio contraataca', en el cual un stunt lo sustituyó para realizar una escena.

Recordemos que en esta película de 1980 Luke Skywalker y Darth Vader finalmente se encuentran frente a frente y en combate en Cloud City. Durante este mítico enfrentamiento Luke cae por una ventana circular luego de que Darth Vader estrella en ella varios objetos durante la pelea. La despresurización de la sala hace que Luke salga volando, aunque, como sabemos, logra asirse de un filo y poco después tiene lugar el encuentro definitivo entre estos dos personajes. Sí, aquel en donde ocurren varias de las escenas más memorables de la saga.

Pues bien, la historia de ese salto por la ventana fue revelada por el propio Mark Hamill, quien dijo que aunque él estuvo practicando para ello, el actor stunt Colin Skeaping fue quien finalmente la hizo. Más que nada por cuestiones del seguro de Hamill. Eso sí, también comentó que la escena en donde Luke está practicando con Yoda sí la hizo él, aunque con un poco de ayuda con arneses. De cualquier forma se puede decir que su participación en la saga de George Lucas no tiene reproche.

Colin Skeaping participó en las tres primeras cintas de la saga, es decir en 'Una nueva esperanza', 'El Imperio contraataca' y 'El regreso del Jedi'. Además de su trabajo como stunt también participó como trooper en 'Una nueva esperanza' y como Davin Cant, soldado de la Marina Imperial de la Estrella de la Muerte, quien sería aniquilado por Chewbacca en 'El retorno del Jedi'.

Skeaping, originario de Essex, Inglaterra, nacido en 1944, participó en otras sagas importantes del cine. Como en la de James Bond, en las cintas 'Vive y deja morir' de 1973, 'La espía que me amó' de 1977 y 'Octopussy' de 1983. También en la saga de los años setenta-ochenta de Superman (en la I, II y III), en 'Batman' de 1989 dirigida por Tim Burton y en 'Indiana Jones y el templo de la perdición'.


Los dobles y los actores de riesgo son muy comunes en el cine aunque también se utilizan en otras áreas. Un ejemplo de esto es el de los stunts profesionales Danny Rogers y Ronnie Rondell que sirvieron de modelos para una de las portadas más emblemática de la música y el rock: la del álbum de Pink Floyd de 'Whish You Were Here', diseñada por el gran artista gráfico, Storm Thorgerson.

Otro trabajo interesante es el de actores que dan vida a criaturas, como el extraordinario trabajo de Andy Serkis o bien el de Glenn Ennis en la película ''The Revenant' de Alejandro González Iñárritu, en donde tuvo que vestirse con un extraño traje azul para interpretar a la osa que ataca a Hugh Glass (el personaje que interpretó Leonardo DiCaprio) para más tarde utilizar su actuación y revestirla con VFX (efectos visuales) para darle la temible apariencia de la osa salvaje que vimos en pantalla.


Así pues, como dice Mark Hamill en la historia que contó vía Twitter sobre el salto en la ventana circular de Cloud City: "Crédito a quién lo merece". Y es que la gran habilidad de los actores de riesgo hace parecer fácil lo que hacen pero nada hay de eso, detrás hay mucha disciplina, temple, agilidad y valentía, claro.