sábado, 30 de agosto de 2014

The Honourable Woman: ¿la mejor serie de televisión del año?


Una ficción minoritaria, una recomendación imprescindible. The Honourable Woman, la serie británica protagonizada por Maggie Gyllenhaal, con el conflicto Israel-Palestina de fondo, ha entrado directamente al top five televisivo de 2014

Más de uno pondría el grito en el cielo por un titular tan amarillista como este, pero cuando es por una buena causa todo ruido es poco, como bien saben los del Ice Bucket Challenge. Porque aunque aún queden varios meses para que acabe 2014, e incluso con series como Fargo o True Detective en la competencia, garantizamos que The Honorauble Woman es la mejor ficción del año, y es complicado que le vayan a disputar el podio. Esta vez el mérito es de la británica BBC, que ha producido un thriller de 10 con el conflicto árabe-israelí de fondo. ¿Alguien da más?

Así de locos nos ponemos al hablar de The Honourable Woman, pero no mentimos sobre sus virtudes. No la veréis en los medios más mainstream, quizá ni en las webs de consumo online (aunque sí llegará, curiosa y afortunadamente, a Canal + Series en los meses de otoño), pero es de esas series entretenidas y redondas que además te hacen ver las portadas de otra forma. La cadena BBC, en colaboración con Sundance TV, estrenó a comienzos de julio esta miniserie de ocho capítulos con el aval de la estadounidense Maggie Gyllenhaal en el papel protagonista.

Suspense a la altura de Hitchcock

La mujer honrada que da título a la serie es Nessa Stein (a quien interpreta la actriz que vimos en 'El caballero oscuro'), una empresaria de telecomunicaciones israelí con el ambicioso afán de promover el entendimiento y la paz entre su nación y Palestina. Por ello se convierte en blanco perfecto de los intereses políticos y económicos no solo de las zonas en conflicto, también del gobierno estadounidense y británico: la desaparición del hijo de su asistente y mejor amiga, de origen palestino, enciende la mecha de una trama criminal de secretos políticos y personales.

Hugo Blick, uno de los creadores televisivos más interesantes, maestro del género negro como demostró en otra miniserie memorable, The Shadow Line, escribe y dirige todos los episodios de The Honourable Woman, que desde su inicio funciona como la maquinaria de un reloj, con un adictivo y sangriento suspense a la altura de Alfred Hitchcock. La ficción cuenta además con un grupo envidiable de actores secundarios, casi desconocidos para la tele más blockbuster pero de lujo: Stephen Rea (V de Vendetta), Eve Best (Nurse Jackie) y Janet McTeer (Damages).

Nessa Stein, un gran personaje femenino

El orgullo incontestable de The Honourable Woman es su Nessa Stein, quizá el mejor personaje de Maggie Gyllenhaal hasta el momento y sin duda uno de los más enigmáticos de lo que va de año: una mujer diplomática, arriesgada, contundente, conciliadora pero de peligrosa ambición, capaz de arriesgar su vida y la de su familia por un sueño político. La protagonista sirve además para analizar, sin aburrir ni sentar cátedra, la deriva contemporánea del conflicto entre Israel y Palestina, una cuestión tan compleja e inasible en televisión como irresoluble en la vida real.

El éxito de la miniserie de BBC y Sundance TV, que va llamando la atención de ciertos expertos televisivos con voz, incluso en EEUU, es una prueba más de que las grandes, a veces desconocidas, también vienen de fuera. Y si no preguntad a Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, con recientes Emmys por Sherlock bajo el brazo… Lo de si The Honourable Woman se corona como la mejor serie de televisión del año está por ver (no solo por lo que llegará en otoño sino por las injustas dinámicas de la pantalla), pero es sin duda una de las necesarias.