sábado, 31 de enero de 2015

Ewan McGregor también se queja del nuevo sable láser de Star Wars VII


El sable láser que se veía en el tráiler de Star Wars: El despertar de la fuerza fue motivo de mofa y de polémica, dada su empuñadura transversal, que lo asemejaba demasiado a un crucifijo. Al parecer, el público no es el único que encontró innecesario este eje agregado a las armas más célebres de la saga de La guerra de las galaxias.

Ewan McGregor, que ha interpretado a Obi-Wan Kenobi en tres películas y que por lo tanto tiene una amplia experiencia en el manejo de sables láser, también tiene su propia opinión sobre el añadido: “Tengo mis dudas sobre la empuñadura del sable láser. ¿La has visto? Tiene empuñadura. ¡No necesita una empuñadura! Si sabes sujetar un sable láser, como yo sabía, no necesitas una empuñadura. Creo que es algo en lo que han podido fallar”.

Por supuesto, esto no significa que Ewan no quiera ver la película de J.J. Abrams: “Sí claro que la veré´", confirmaba el intérprete, “estoy bastante interesado en ver cuáles son las siguientes historias. Sabía que había nueve episodios pero nunca le pregunté a George [Lucas] de qué iban, y todavía no lo sé. Sigo esperando. El tráiler está muy bien, parece que han conseguido mantener el mismo espíritu".

Las declaraciones de McGregor a la prensa se han producido durante una entrevista en vídeo a Vanity Fair concedida precisamente por un tema que está relacionado con la cuestión de la cruz, debido a que el escocés se encontraba en el festival de Sundance presentando Last Days in the Desert, donde da vida a Jesucristo.

Otro del os bombazos que lanzó se refería a una posible secuela de Trainspotting, el film de Danny Boyle que catapultó al actor a la fama. La novela homónima de Irvine Welsh, en la que se basa la innovadora cinta sobre drogadicción, seguía a su personaje años después, relatando que Renton se mudaba a Amsterdam y abconversaciones sobre una secuela”.ría un gimnasio. Tras una insinuación de la entrevistadora sobre que le gustaría ver esa película, McGregor alentó las esperanzas, con la respuesta: “pues a lo mejor tienes una oportunidad. Hay