martes, 31 de marzo de 2015

Hugh Jackman interpretará a Lobezno una última vez


Hugh Jackman ha dado vida a Lobezno en seis ocasiones hasta la fecha, sin incluir su breve cameo en X-Men: Primera generación y recientemente bromeaba sobre que nunca dejaría de interpretar este papel. Sin embargo, este fin de semana ha publicado una fotografía en Instagram con un mensaje que podría indicarnos su abandono: “Lobezno… una última vez”.

Con esta frase, el australiano puede referirse a X-Men: Apocalypse, film que en estos momentos se encuentra en producción y en el que podría contar con un pequeño cameo, o podría hacer alusión a la tercera entrega de Lobezno en solitario, que se rodaría a principios del año próximo y con James Mangold como director.

El propio Mangold ha despejado las dudas con un tuit que aclara las cosas: “Lobezno por una última vez”, cita para luego añadir: “¡No puedo esperar a hacerla, Hugh Jackman! He estado trabajando mucho en ella en secreto durante un tiempo”.

De ser así, esto eliminaría la posibilidad de verlo en X-Men Apocalypse, película sobre la que ya se habían suscitado dudas con respecto a la participación de Jackman.  Al mostrar hechos muy anteriores a los vistos en Días del futuro pasado, contará con intérpretes más jóvenes que los que los han interpretado hasta ahora para casi todos los personajes.

Se habló de un joven Lobezno, aunque rápidamente se descartó la necesidad de esta sustitución, dado que en los años ochenta, la época de la acción de la película, el personaje ya era mayor y llevaba siglos viviendo.  

Algunos medios comentan que habría que descartar igualmente la opción de encontrarlo en un cameo en Deadpool, sobre el que ya se habían lanzado especulaciones. Sin embargo, dado que muchas veces los cameos no se cuentan entre las intervenciones contractuales de los actores, Jackman podría estar hablando de una última película sin contar esta posibilidad, que haría fuera de programa.


Lobezno es semi-inmortal y apenas envejece y el actor se ha mantenido joven y en forma a lo largo de todo este tiempo, pero ya tiene 46 años y el papel es el de un eterno treintañero, por lo que el reemplazo es algo que tendrá que ocurrir tarde o temprano.