martes, 17 de enero de 2017

George Lucas abrirá en Los Ángeles un museo con su colección de arte


Tras pasarse años buscando casa, el Museo de las Artes Narrativas de George Lucas ha encontrado su hogar en la ciudad de Los Ángeles. Se trata de una amplia colección de arte propiedad de Lucas, 72 años, en la que todo cabe. Un catálogo ecléctico con más de 10.000 cuadros que incluye pinturas de Norman Rockwell y N. C. Wyeth junto con obras de maestros del cómic underground como Robert Crumb.

La colección también está formada por pósters de películas clásicas de Hollywood así como todo tipo de elementos cinematográficos, que van desde objetos de filmes como Los diez mandamientos hasta aquellos que pertenecientes al universo de La guerra de las galaxias que el propio Lucas imaginó. “Es un regalo increíble el que nos ha llegado a casa. Siempre pensé que Los Angeles era el lugar adecuado para expandir la visión de George Lucas y de Mellody Hobson, para inspirar y acercar el arte y la creatividad a las nuevas generaciones”, declaró en un comunicado el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.

El nuevo museo de arte popular y clásico estará ubicado en el parque Exposition de Los Ángeles, un área próxima a la Universidad del Sur de California (USC) en la que Lucas estudió cine y donde están situados otros museos como el de ciencias naturales o el transbordador espacial Endeavor. Un edificio futurista del arquitecto chino Ma Yansong albergará la colección en un proyecto cultural que podría ascender a los 950 millones de euros entre el coste de la construcción, el valor de la colección y su mantenimiento. Lucas ha expresado su intención de pagar por el proyecto.

Lo que Garcetti describe ahora como una decisión “natural” ha tomado más de 10 años de negociaciones y rivalidades. Lucas puso en marcha sus planes para construir este museo en 2010. Entonces su intención fue la de ubicar su colección cerca de su casa y de su estudio, en el área de San Francisco conocida como Presidio. Sin embargo, los administradores de este parque integrado en la zona recreativa nacional del Golden Gate rechazaron el proyecto por el impacto que tendría en el área.

El Museo de las Artes Narrativas también exploró la posibilidad de sentar base en Chicago, ciudad donde nació Hobson, la esposa de Lucas. Pero también encontró los mismos problemas para echar cimientos en las proximidades del lago Michigan. Las dos últimas propuestas arquitectónicas, ambas de Yansong, enfrentaron a la ciudad de Los Ángeles con su eterna rival californiana, San Francisco. Allí el museo habría quedado instalado en una isla solo accesible mediante transbordador o un puente. Sin embargo, este nacido en Modesto (California) prefirió la accesibilidad que le brindará al museo la ciudad en la que comenzó su carrera.

Garcetti aplaudió la decisión de Lucas no solo por su contribución a la hora de convertir Los Ángeles en “la capital creativa del mundo”. También agradeció los miles de trabajos permanentes que traerá esta obra así como los millones de personas que se acercarán a la ciudad para ver “la extensa colección de pinturas de Norman Rockwell así como la máscara original del verdadero Darth Vader”.

También en un comunicado Lucas agradeció el interés de ambas ciudades a la hora de albergar su colección, pero los administradores del museo explicaron que el tema del acceso inclinó la balanza del lado de Los Ángeles. “Dado que el museo está dedicado a las artes narrativas quisimos formar parte de una comunidad dinámica de museos, rodeada por un centenar de escuelas e institutos además de una de las principales universidades del país”, resumió la junta directiva de esta nueva institución. “Nuestra meta es la de inspirar, energizar y educar a una comunidad amplia y diversa”, añadió el comunicado.