lunes, 4 de junio de 2018

"Han Solo" resuelve una duda fan de hace 35 años


'Han Solo: una historia de Star Wars' ha sido un estreno extraño en el universo de Star Wars. Desde el anuncio de su producción, no ha hecho más que encontrar baches por el camino: los fans no estaban muy de acuerdo con una película sobre el legendario contrabandista; el casting fue tortuoso y la elección final muy comentada; el despido de Tim Miller y Phil Lord como directores de la película; las pobres cifras del estreno...

Pero, aún así, la cinta está gustando entre los fans que destacan el aire de 'aventura clásica de cine sin pretensiones' y, aunque no pasará a la historia como una de las mejores partes de la saga (de hecho, es la de menor calificación de todas las películas de 'Star Wars') al menos está consiguiendo que se hable de ella continuamente, sobre todo gracias al 'fan service' que nos entrega.

Si hace unos días hablábamos sobre los cameos que nos dejó a todos preguntándonos la razón imposible de su aparición, o sobre cómo ciertos aspectos escondidos recanonizaban ciertos personajes borrados por Disney, hoy tenemos que hablar de una de las grandes estrellas de la película: el robot L-3, al que pone voz Phoebe Waller-Bridge, creadora de una de las mejores series de lo que llevamos de año: 'Killing Eve'. Sobre el personaje se ha hablado mucho, pero hay algo sobre ella que aún no se había confirmado... y la cuenta de twitter de Star Wars se ha encargado de ello.

Echemos la vista atrás y volvamos a la obra maestra que es 'El Imperio Contraataca'. La cinta dirigida por Irvin Kershner contaba con grandes escenas para el recuerdo, y muchas de ellas dentro del Halcón Milenario. Uno de los interrogantes más discutidos por los fans es una frase de C-3PO cuando trata de conectarse con el sistema de comunicación de la nave. El androide comenta: " Señor, no sé dónde aprendió su nave a comunicarse, pero tiene el dialecto más peculiar ". Los fans no pasaron por alto la frase y durante años se han preguntado si la nave tenía una conciencia propia con la que C-3PO podía comunicarse.

La respuesta ha llegado 35 años después cuando ¡¡¡¡SPOILERS!!!! L-3 muere y Lando conecta su sistema de navegación al Halcón. Parece ser, después de todo, que no solo volcó el maravilloso GPS de su amiga, sino también su propia consciencia. Por lo que sí, tenemos confirmación: C-3PO habla con L-3; la robot abolicionista es parte de la nave. O, como diría Stellan Skarsgard en 'Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto': " Parte del barco, parte de la tripulación ".